Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Una nueva normativa limita las horas de conducción en los Estados Unidos

Jue, 15/01/2004 - 12:19

Dossier: Transporte por carretera

Una nueva normativa limita las horas de conducción en los Estados Unidos a partir de 2004

La Administración Federal de Seguridad de Conductores Profesionales (Federal Motor Carrier Safety Administration) ha modificado de manera importante la legislación americana sobre el descanso de los conductores, limitando su actividad y alargando los períodos de descanso obligatorio. Se estima que la reducción de muertes será de 75 al año y la de accidentes debidos a la fatiga, de 1326.

La legislación ahora modificada databa de 1939 en que se regularon inicialmente las horas de servicio para los conductores profesionales. Desde entonces se han introducido grandes avances en el diseño de los vehículos y se ha mejorado la seguridad, la comodidad, la eficacia, la tecnología y la ergonomía. Sin embargo la accidentalidad sigue siendo demasiado alta. ¿Qué es lo que ocurre? La Administración Norteamericana apunta a la fatiga y los trastornos del sueño de los conductores como un factor determinante por lo que con esta nueva regulación se pretende garantizar el descanso necesario y el sueño reparador.

Con las modificaciones legislativas los conductores pueden conducir en la jornada diaria hasta 11 horas en lugar de 10 pero el periodo de descanso obligado se amplía de 8 a 10 horas. El límite total, incluido el tiempo para la comida y la recarga de combustible, se reduce de 15 a 14 horas. Dicho tope no podrá superarse a no ser que se disponga de un sitio adecuado para dormir, y deberá ir seguido del descanso obligado de 10 horas. No se modifica la jornada semanal de trabajo (60 horas en 7 días consecutivos o 70 en 8 días) pero los conductores deberán realizar un descanso de 34 horas seguidas antes de iniciar nuevos periodos de 7 u 8 días.

La legislación entra en vigor en enero de 2004, para lo que la administración ha desarrollado una amplia difusión, formación e información entre los agentes afectados para asegurar una transición adecuada a las nuevas regulaciones.