Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Soluciones prácticas. Desengrase de piezas de aluminio con productos alternativos en la empresa GEC-ALSHTOM

Jue, 15/10/1998 - 12:20

Acción sindical

La preocupación del delegado de prevención de la empresa por el uso de tricloroetileno como agente desengrasante en cubas para limpieza de chapas de aluminio, llevó al Gabinet de Salut Laboral de CC.OO.PV. a contactar con investigadores daneses quienes nos confirmaron la existencia de un procedimiento alternativo (un detergente alcalino) y nos dieron la referencia de la empresa que más experiencia tenía en el asunto.

Paralelamente reunimos información sobre alternativas de sustitución para los disolventes orgánicos y datos de toxicidad del tricloroetileno. Se trata de un disolvente orgánico clorado que tiene propiedades tóxicas sobre el sistema nervioso y el hígado en los humanos, cancerígenas y mutagénicas en animales de laboratorio y es dañino para el medio ambiente.

El delegado de prevención puso a disposición de la empresa dicha información acompañada de una propuesta de sustitución. La empresa aceptó estudiar la propuesta y, después de valorarla, decidió cambiar el procedimiento aunque optó por un suministrador diferente al que se mencionaba en nuestra propuesta.

El nuevo procedimiento de desengrase adoptado consiste en un sistema de dos cubas de chapa de acero inoxidable de 1,5 mm de espesor y de 3.000 x 1.000 x 1.500 mm., reforzada exteriormente con una de 60 mm. Una de ellas está dotada de un intercambiador de calor, un serpentín de tubo de acero inoxidable por el que circula vapor de agua recalentada procedente del generador de vapor de la instalación que, junto a una electroválvula y un termostato, mantiene una solución detergente alcalina a una temperatura de 50º C. La segunda cuba contiene solamente agua para el aclarado de las piezas. La cuba con la solución detergente dispone de una pala (skimmer) que separa el aceite eliminado de las piezas, de un agitador neumático que refuerza el desengrase y un calorifugado de la misma. Se deben tomar mediciones diarias para mantener la concentración de la solución alcalina en un nivel no superior al 5%.

Entre las ventajas del nuevo procedimiento están que el proceso de desengrase se acorta unos 20 minutos respecto al método anterior y que el coste del desengrasante se ha reducido considerablemente. Pero sobre todo lo que se ha reducido es el riesgo para la salud de los trabajadores que, como mucho, se circunscribe a la acción irritante de piel y mucosas de la solución alcalina.

Información:
Rafael Gadea. Tel.: 96 388 21 36.
Gabinet de Salut Laboral CC.OO PV
Jose Luis Miralles. Tel.: 96 14150 00.
Delegado Prevención de GEC-Alshtom