Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Si estás cansado, para

Mié, 15/07/1998 - 12:19

Parece una consigna del mayo del 68, pero no se trata de ninguna ocurrencia de Dany el rojo. Lo que son las cosas. Lo va pregonando el Ministerio del Interior, el del Sr. Mayor Oreja.

Estos son sus argumentos: la fatiga reduce y retarda la capacidad de reacción de las personas, disminuye el nivel de atención y condiciona un buen número de accidentes. Por eso aconseja con rotundidad que ante los primeros síntomas de cansancio 'lo mejor es detenerse y descansar; otros trucos no suelen dar resultado, no se puede engañar al organismo' (sic).

Es lógico, y a lo que parece, en los temas de tráfico se puede aplicar sin problemas la racionalidad más estricta: a) el cansancio puede ser la causa de un accidente; b) para combatirlo no valen 'trucos', sólo descansar; c) evitar el cansancio evita los accidentes. Conclusión: ¡para, vive!. Aristotélicamente impecable.

Cambiemos ahora el decorado del tráfico por el del trabajo ¿cómo le explicamos esto al contratado temporal que trabaja a tope para ver si esos tres meses pueden prorrogarse al menos otros tres? Para, vive. ¿Y a la trabajadora que suma la carga del trabajo de la casa a la de la empresa? Para, vive. ¿Y a los de las horas extras diarias? ¿o a los del destajo? ¿o a los de la prima de productividad? Para, vive.

La claridad inicial se nos vuelve confusión. ¿Por qué no sirve la misma lógica? Pero ¿Juan-conductor y Juan-trabajador no son la misma persona? ¡Qué difícil, colega!

Tal vez lo que no llegamos a entender es que es una cuestión de competencias. No se nos alcanza el complejo silogismo por el que la lógica de la Dirección General de Tráfico no sirve para la de Trabajo. Será que como pertenecen a diferentes ministerios no pueden utilizar la misma forma de razonar. Está claro, ¿no? ¿o es que vamos a acabar defendiendo el 'pensamiento único'?

En fin, enhorabuena a los trabajadores del transporte. Vosotros, al menos, ya teneis convencido al ministro. No es poca cosa.