Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Quien la sigue la consigue. Mil mujeres empiezan a estar mejor

Vie, 15/01/1999 - 12:19

Acción sindical

Induyco es una empresa que se dedica a la confección de prendas de vestir. Un 95 % de las casi 1.000 personas que constituyen la mano de obra directa son mujeres cuya antigüedad es de 20 a 30 años. El trabajo se realiza en cadena, con tiempo medido y a un ritmo elevado. El incentivo económico es individual y todas las tareas exigen movimientos repetitivos y posturas forzadas, de pie o sentada.

Con los años las bajas por dolores de espalda, brazos, muñecas, etc., se hacían cada vez más frecuentes. Estos procesos eran tratados por el Sistema Público de Salud. El servicio médico de la empresa siempre negó la relación entre las dolencias y el trabajo, escudándose en nuestra condición de mujeres (tareas domésticas: escurrir la bayeta, la fregona..) y en que también son frecuentes en población no laboral.

Las delegadas de CC.OO. nos planteamos, en primer lugar, conocer la opinión de las trabajadoras y lograr la sensibilización de la plantilla. Realizamos una encuesta (en colaboración con el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo) y ya se vió que uno de los principales problemas percibidos era el ritmo de trabajo así como las posturas y esfuerzos realizados.

A continuación nos planteamos una nueva estrategia: 'hacer visible el problema'. En varias asambleas explicamos nuestro objetivo: demostrar que las enfermedades que padecemos son consecuencia directa de la tarea desempeñada en la empresa. La gente respondió muy positivamente facilitándonos sus diagnósticos médicos y pudimos confeccionar una lista de trabajadoras con síntomas relacionados con alteraciones musculo-esqueléticas..

En este periodo aparece la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y se insta a la empresa a realizar una evaluación inicial de riesgos donde se contemplen los factores ligados a las alteraciones musculo-esqueléticas. Y es a partir de este momento cuando comienzan a darse los avances más importantes. Conseguimos hacer visible la importancia del problema en Induyco. Actualmente el servicio médico reconoce ya enfermedades profesionales y se han iniciado los reconocimientos específicos. Además, hemos conseguido que se ponga en marcha una evaluación ergonómica que contemple aspectos como posturas, movimientos repetitivos, alcances, altura de planos, ciclos de trabajo, etc.

Ahora estamos elaborando hojas informativas para cada puesto de trabajo que contienen la descripción de la tarea, los riesgos a prevenir y algunas recomendaciones que incluyen tablas de ejercicios facilitadas por el servicio médico. También se han puesto en marcha cursos de formación por áreas de trabajo. La planificación de la acción preventiva y la implantación de mejoras es nuestro próximo objetivo. Entre ellas, nuevas planchas con menor peso, mejora de las herramientas, equipos de protección, sillas ergonómicas, alturas de los planos de trabajo, cambios en los métodos de trabajo: pausas frecuentes y cortas, la revisión del trabajo por encima de los hombros, etc.

Soledad Pérez Díaz
Delegada de Prevención de Induyco