Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Primer encuentro de delegadas/os de prevención de CC.OO.

Mar, 15/07/2003 - 12:20
ENCARNA TARRIAS GARCIA
Primer encuentro de delegadas/os de prevención de CC.OO.  

Madrid 05/06/03

Myrurgia: resolver la problemática de las mujeres también beneficia a los hombres

ENCARNA TARRIAS GARCIA. Secretaria de la Mujer FITEQA CONC

Es necesario que las mujeres participemos para que nuestras experiencias, prioridades y soluciones tengan fuerza. La participación de las mujeres es una estrategia imprescindible para la mirada de género. Queremos compartir nuestra experiencia en la mejora de las condiciones de trabajo y salud en Myrurgia desde una perspectiva de género. En esta experiencia nuestra una cuestión ha quedado muy clara: recogiendo las problemáticas que afectan de manera más importante a las mujeres, ganamos todo el mundo, mujeres y hombres.

Myrurgia es una empresa de productos de perfumería, ubicada en Sant Just Desvern, Barcelona. Somos una plantilla de 400 personas, unas 320 mujeres y 80 hombres. Nuestros primeros pasos se orientaron a la equiparación salarial de mujeres y hombres en la empresa. Para demostrar que existía discriminación, tuvimos que realizar un gran trabajo de investigación recabando el apoyo de toda la plantilla. El resultado fue un acuerdo con la empresa de equiparación salarial a implantar en 6 años.

En el año 2002 conseguimos un acuerdo con medidas importantes para la conciliación de la vida laboral y familiar: 

  • Ampliación del período de disfrute de jornada reducida por cuidado de hijo o hija menor de 6 a 10 años. 
  • Posibilidad de acumular la media hora diaria de lactancia en días enteros. 
  • Hemos ampliado algunos permisos retribuidos (el permiso por hospitalización de un familiar se puede distribuir por horas durante un máximo de 10 días). 
  • Ayudas económicas por hijo o hija con minusvalía física o psíquica de 200 y 310 euros respectivamente.
  • Ayudas económicas de 300 euros por nacimiento de hijo o adopción.

También hemos acordado medidas importantes relacionadas con la distribución de tiempos de trabajo asalariado, un elemento fundamental para la doble presencia de las mujeres. Algunas de estas medidas son las siguientes: 

  • Las personas que trabajamos en administración y laboratorio tenemos una flexibilidad horaria de 2 horas al inicio y al final de la jornada.
  • Las horas extraordinarias compensadas con descansos se realizan a razón de 11/2 hora por cada hora trabajada.

Otro tema ha sido las revisiones ginecológicas. Ahora se contemplan como un derecho social al margen de las políticas de prevención de riesgos. Con ello hemos conseguido dos cosas: una, consolidar un derecho al que las trabajadoras le dábamos mucho valor y que queríamos mantener y, por otro lado, no confundir con la vigilancia de la salud que debe realizarse en función de los riesgos laborales.

 

 

Se habló de esto y de mucho más...
La participación da sentido práctico a la evaluación de riesgos

ZUTOIA TORAL. Hospital San Juan de Dios. Pamplona.

Lo más positivo de nuestra experiencia, es haber conseguido una relación muy directa entre los problemas detectados en la evaluación de riesgos, los cambios promovidos para solucionarlos y la formación impartida a los trabajadores para capacitarles frente a dichos riesgos. De esta forma hemos conseguido algunas mejoras ergonómicas y psicosociales.

Nuestro proceso de participación en la actividad preventiva fue lento porque estuvimos muy pendientes de la evaluación de riesgos que se hacía en el hospital. Pusimos mucho interés en promover la participación de los trabajadores y convencerles de la importancia de que aportaran información de todos los riesgos a los que estaban expuestos. Esta información fue muy útil para establecer prioridades.

Entre los resultados conseguidos, de los que estamos más satisfechas, están las soluciones promovidas para paliar la carga física en el manejo de enfermos: se van a cambiar todas las camas por otras eléctricas, se dispone de grúa para pacientes encamados y ha aumentado el número de camilleros. Conjuntamente con estas medidas, se ha dado formación de cuidado de espalda y manejo de enfermos con nociones de ergonomía. 

El trabajo que realizamos es asistencial, atendemos a enfermos geriátricos de larga estancia y a enfermos de cáncer. Este trabajo directo con el paciente exige una gran implicación personal y al cabo de los años origina un alto nivel de estrés y el síndrome de burn-out o estar quemado.

El estrés se evaluó mediante unos tests que propusimos los delegados y delegadas de prevención y que detectaron unos niveles muy altos. Algunos trabajadores sugirieron que se podía contactar con un grupo de psicoterapeutas especializados en terapias gestalt y bioenergética y que trabajan el autocuidado profesional. Se propuso en el comité de salud y seguridad y se le presentó a la dirección de la empresa que aceptó subvencionarlo. Actualmente se está realizando dicha formación y nuestra inquietud es poder seguir haciéndolo en años sucesivos y que todo el personal tenga oportunidad de participar.

Por último quisiera hacer hincapié en la buena disposición de los trabajadores y trabajadoras para implicarse en la adopción de medidas preventivas.

 

Astilleros: procedimiento para la coordinación preventiva de contratas y subcontratas

JOSE MARIA GARCIA CASAS . Delegado de Prevención en IZAR ASTILLEROS. San Fernando (Cádiz)

En la construcción de barcos participan un sinfín de empresas, contratas y subcontratas que aportan un elevado número de trabajadores. Los delegados de prevención de IZAR nos planteamos la necesidad de negociar una norma de control en materia preventiva para las industrias auxiliares del sector naval dado el enorme número de empresas. 

El acuerdo pasaba por hacer cumplir a las industrias auxiliares sus obligaciones preventivas y a la empresa titular del centro las suyas como responsable subsidiario, estableciendo unos estándares iguales para todas ellas. En segundo lugar se trataba de hacer efectivo el deber de cooperación, de coordinación y de información y vigilancia por parte de la empresa principal que prevé el artículo 24 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Se acordó una norma que establece tres fases: 

1. Al inicio de los trabajos, en la contratación, la industria auxiliar debe entregar toda la documentación referida a la actividad y a la organización preventiva. 
2. En la segunda fase, al inicio de las obras subcontratadas, se mantiendrá una reunión en la que se analizan los aspectos técnicos y de seguridad propios de las obras a realizar y sus medidas preventivas. 
3. En la tercera fase, durante la realización de los trabajos, se realiza el control y seguimiento, asegurando la comunicación de todos los accidentes e incidentes que se produzcan y analizando cualquier situación de posibles riesgos.

Los delegados de prevención de la empresa principal participamos en el control de todas las actividades y coordinamos la acción sindical a desarrollar.

A pesar de las dificultades que hemos tenido por el rechazo de las contratas a que se les controlara, hoy podemos afirmar que las industrias auxiliares se han puesto al día en materia preventiva, que en éstas hay un descenso en los accidentes y que los delegados de prevención de IZAR tenemos un mayor contacto con los trabajadores de las contratas. Se ha potenciado un mayor contacto del sindicato con los trabajadores. En definitiva, creemos que hay una mayor protección de la salud de los trabajadores.

 

 

Codecisión para elegir la mutua

ISIDRE JIMENEZ. Delegado de Prevención. Diputación Provincial de Barcelona

En la Diputación de Barcelona hemos conseguido la codecisión para seleccionar la mutua con la que contratar los servios de protección de los trabajadores. En el pacto social de empresa 2000-2003 acordamos la constitución de una comisión técnica para la selección de la Mutua, compuesta por tres representantes de la empresa, y seis de organizaciones sindicales. 

Somos una empresa pública con una plantilla aproximada de 4.500 trabajadores. Tenemos Servicio de Prevención propio que asume el conjunto de actividad preventiva, excepto la vigilancia de la salud, concertada con la mutua. 

De las experiencias que hemos tenido hasta el momento quisiera resaltar tres temas: la conquista de la codecisión sobre las cláusulas técnicas en la contratación de la vigilancia de la salud y elección del servicio de prevención, la implantación de “encuestas de satisfacción” en la atención realizada por la mutua a los trabajadores y un procedimiento de resolución de conflictos. 

Después de dos años de trabajo hemos avanzado en la concreción del derecho a participar en las políticas de prevención. El trabajo realizado ha permitido aumentar el conocimiento que los trabajadores y trabajadoras tienen sobre sus derechos en relación con las actuaciones que realiza la mutua y paralelamente la capacidad de control y exigencia para que dichos derechos se cumplan de manera satisfactoria. Nos hemos convertido en una referencia como organización sindical con capacidad de propuestas, de negociación y de resolución de conflictos tanto en el nivel individual como colectivo.