Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

porEvidencia

Dom, 15/01/2012 - 12:19
porEvidencia

El efecto nocivo del trabajo nocturno podría reducirse.

Investigadores canadienses han estudiado los niveles de melatonina en relación con la intensidad lumínica de 123 trabajadores a turnos de un hospital, no encontrando una alteración significativa del ritmo circadiano cuando la cadencia es de dos turnos de día y dos de noche con una iluminación suave de los lugares de trabajo. La reducción de los niveles de la hormona melatonina se considera responsable de los trastornos biológicos derivados del trabajo nocturno. Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 27 de septiembre de la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

Riesgo de asma en trabajos de limpieza que exigen una elevada desinfección.

La revista Occupational Environmental Health acaba de publicar un estudio realizado por investigadores españoles sobre la relación entre los síntomas de asma y los productos de limpieza utilizados por 917 trabajadores en 37 empresas del ramo de Barcelona. Según los resultados de dicha investigación se detecta un aumento significativo de incidencia de asma en los colectivos que se dedican a la limpieza de hospitales y no en el resto. Los productos responsables son sobre todo el ácido clorhídrico y también el amoníaco, los desengrasantes y las ceras.

Asocian un contaminante químico con el riesgo de diabetes.

Un estudio realizado sobre más de 4.000 adultos estadounidenses sugiere que la prevalencia de diabetes es mayor entre las personas con niveles altos en sangre de bisfenol A (BPA), un disruptor endocrino que se utiliza para fabricar plásticos. Los resultados han sido publicados en la edición online de 28 de septiembre de la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism. Según los resultados, las personas con los niveles más altos del químico tenían un 68% más riesgo de desarrollar diabetes que el grupo con los niveles más bajos de BPA.

Trabajos con riesgo de enfermedad de Parkinson.

La web WorkSafe-BC ha publicado un informe realizado por investigadores de la Universidad British Columbia que han comparado una muestra de 403 individuos diagnosticados de Parkinson con otros 405 controles, todos ellos de entre 40 y 69 años, para identificar condiciones laborales de riesgo. El estudio ha identificado una serie de ocupaciones asociadas a una mayor incidencia de esta enfermedad (científicos sociales, bibliotecarios, granjeros y horticultores, trabajadores de gasolineras, soldadores, conductores de maquinaria pesada y carpinteros) y otras que por el contrario se asocian con un riesgo bajo (gestión y administración, asistencia sanitaria, reparadores y electricistas). En contra de lo esperado, no se encontró asociación con la exposición a metales y disolventes.

Trabajo pesado y baja forma física aumentan el riesgo cardíaco.

Según un estudio realizado por investigadores daneses y publicado en la edición de noviembre de la revista Journal of Occupational and Environmental Medicine, los hombres que no están en buena forma física y que hacen trabajo pesado podrían estar en mayor riesgo de un ataque cardiaco letal. Los hombres en forma que hacían trabajo físico exigente tenían alrededor de un 40% menos probabilidades de morir por enfermedad cardiaca que quienes haciendo el mismo tipo de trabajo estaban en mala forma. Según los autores del estudio, “estas observaciones indican que la aptitud física es un protector o un modificador del riesgo para el sistema cardiovascular de los hombres expuestos a cargas físicas pesadas”.

No empolvar los guantes de látex reduce el riesgo de alergias en trabajadores sanitarios.

Utilizar guantes de látex sin polvos puede reducir en 16 veces las alergias al látex entre los trabajadores de atención de salud y producir una pérdida de sensibilización en un 25% de quienes tenían alergia al látex. Es la conclusión a la que han llegado investigadores del Colegio de Médicos de Wisconsin tras un seguimiento de 4,5 años a más de 800 trabajadores sanitarios. El estudio ha sido publicado en la edición online de agosto de la revista Jour nal of Occupational and Environmental Medicine.

Manejar pesos de más de 20 kg en el trabajo aumenta el riesgo de osteoartritis de cadera.

Un estudio realizado sobre más de 6.000 finlandeses revela que quienes han manejado pesos de más de 20 kilos en su trabajo tienen un riesgo de osteoartritis de cadera 1,8 veces mayor en comparación con los no expuestos. Los resultados, publicados en la revista Occupational Environmental Medicine, son similares en hombres y mujeres y no se ven afectados por la edad, el índice de masa corporal, la historia de traumatismos o el hábito de fumar.