Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

porEvidencia

Lun, 15/10/2012 - 12:20
porEvidencia

porEvidenciaCancerígenos en la peluquería.
El uso de formaldehído en tratamientos de peluquería está dando mucho que hablar últimamente. El Colegio profesional de Medicina Laboral y Ambiental de New England (NECOEM) acaba de hacerse eco del problema en el último número de su revista, en agosto de 2012; ya en 2010 la OSHA elaboró una "alerta" informando de la detección de exposiciones peligrosas a formaldehído en los tratamientos de alisamiento del cabello popularmente denominado "alisado brasileño". Esa alerta destapó la existencia de diferentes marcas del producto con concentraciones elevadas de formaldehído, un conocido cancerígeno que además tiene propiedades sensibilizantes e irritantes, por encima del porcentaje permitido por la normativa, a pesar de que algunas marcas se publicitaban como "sin formaldehído"; la administración estadounidense elaboró entonces material informativo en diversos idiomas, entre ellos español. Un estudio posterior que valoró la exposición de los trabajadores que aplicaban este tratamiento, publicado en J Occup Environ Hyg, concluyó que estaban expuestos a niveles de formaldehído que alcanzaban o excedían los límites permitidos.

La participación directa negociada entre la representación de los trabajadores y la dirección mejora la situación de exposición y bienestar en el trabajo.
Work, Employment and Society publica un estudio realizado en empresas danesas (2 fábricas, 2 hoteles, 2 escuelas, 2 hospitales y 1 consultora informática) que muestra la relación entre la participación de trabajadores y trabajadoras (directa y representativa), la exposición a riesgos psicosociales y el bienestar en el trabajo. La mejor situación de exposición y bienestar se da en las empresas en las que se aplican formas de participación directa que suponen que los trabajadores y trabajadoras toman decisiones de forma colectiva, en relación a la planificación, organización y desarrollo del trabajo de forma habitual, en un proceso participativo regulado por acuerdo entre los representantes de los trabajadores y la dirección, es decir, en las empresas en las que participación directa y representativa van de la mano. En las empresas en las que la participación directa se ha introducido unilateralmente por la dirección o en las que solo se identifican formas de participación representativa los resultados no son tan favorables. El estudio se realizó mediante cuestionarios a las plantillas y entrevistas a representantes sindicales y a directivos.

Más evidencia de la relación entre el cáncer de mama y trabajo nocturno.
En 2007, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer clasificó el trabajo a turnos que implica alteración de los ritmos circadianos como un probable cancerígeno para humanos (grupo 2A). Recientemente, el Scandinavian Journal Work Environmental Health en su número 38(4) ha publicado un informe de consenso basado en la revisión bibliográfica y una estrategia de discusión entre expertos, que propone diversas medidas preventivas, como seleccionar determinados tipos de turnos que limiten la alteración circadiana, modificar la intensidad de la luz, consejo médico, limitar el número de años de trabajo a turnos, por ejemplo. Concluyen que es necesario seguir investigando sobre la eficacia de estas medidas preventivas.

El control sobre el tiempo de trabajo, clave para la salud, el bienestar y la conciliación.
El Scandinavian Journal of Work Evironment and Health publica en su último número (2012; 38(4)) una revisión sistemática que incluye 63 artículos de 53 estudios distintos sobre la relación entre el control sobre los tiempos de trabajo y la salud y el bienestar en el trabajo. El control sobre los tiempos de trabajo se refiere a las posibilidades que los y las trabajadoras tenemos de controlar la cantidad y la distribución del tiempo de trabajo, e incluye la autonomía sobre la hora de entrada y salida, la realización de las pausas, las vacaciones y los días libres, y sobre la distribución semanal de los días de trabajo y el alargamiento de jornada. A pesar de las limitaciones que implica la investigación de temáticas tan complejas y dinámicas como el tiempo, la investigación concluye que hay razones empíricas y teóricas suficientes como para considerar que el control sobre los tiempos de trabajo es una herramienta muy prometedora para la conciliación, la salud y el bienestar en el trabajo. Justamente lo contrario que tanto presume haber hecho la reciente reforma laboral que aumenta la discrecionalidad empresarial de manera insultante. La evidencia científica también está contra la reforma laboral.

Un estudio vincula el riesgo de cáncer con la proximidad a las zonas mineras.
Investigadores de la Universidad Carlos III han realizado un estudio epidemiológico que muestra que las poblaciones cercanas a las explotaciones mineras presentan un mayor riesgo de mortalidad por cáncer. Muchos de esos vecinos son trabajadores de las minas. Su exposición a los riesgos es doble: como trabajadores y como vecinos. En la versión digital de pEx se puede leer la investigación original.