Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

porEvidencia

Mié, 15/01/2014 - 12:20
porEvidencia

por evidenciaPrevisiones de mortalidad por cáncer pleural en España para 2020.

A partir de indicadores de exposición (cifras de importación de amianto desde 1906 hasta 2002 –año en que se prohibió– y CAREX) y los datos de mortalidad por mesotelioma pleural procedentes del Instituto Nacional de Estadística, los autores de este trabajo han calculado la tendencia para los próximos años y la predicción para 2020 en España. En el periodo citado se importaron más de 2,5 millones de toneladas de amianto, lo que supuso más de 100.000 al año, y la población expuesta por motivos laborales en 1990 superó los 56.000 trabajadores. El modelo utilizado vaticina un continuo incremento de los fallecimientos por esta causa, que sumarán un total de 1.319 muertes entre 2016 y 2020 (264 muertes al año), aunque se prevé que hasta finales de 2040 seguirán registrándose muertes por esta razón. Los autores afirman que las menores cifras estimadas para España respecto a otros países vecinos responden al menor consumo de amianto, así como el inicio más tardío del mismo. López-Abente G, García-Gómez M, Menéndez- Navarro A, Menéndez-Navarro P, Ramis R y otros. Pleural Cancer Mortality in Spain: timetrends and updating of predictions up to 2020. BMC Cancer 2013 13: 528.

Depresión y uso de herbicidas.

Marc G Weisskopf, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, y colaboradores acaban de publicar un estudio sobre la relación entre el uso de exposición a herbicidas y el padecimiento de depresión. Durante un periodo de 12 años recogieron información detallada sobre la historia del uso de estas sustancias y los antecedentes de tratamiento u hospitalización por depresión de 567 granjeros franceses. Los resultados apuntan que el riesgo de depresión era casi el doble entre los granjeros que usaban herbicidas que entre los que no lo hacían y 2,5 veces mayor si se tenían en cuenta otros factores como la edad. Además, encontraron que el riesgo de padecer depresión crecía con el incremento de la exposición. Los autores opinan que este tipo de efectos se deben estudiar también en usuarios no profesionales de estas sustancias. Marc G Weisskopf y otros. Pesticide Exposure and Depression among Agricultural Workers in France. Am J Epidemiol. 2013 178(7): 1051-8.

Las profesiones más expuestas a la combinación de riesgo químico y estrés térmico.

A pesar de la gran importancia de la exposición combinada a químicos y altas temperaturas, los autores opinan que se carece de la información suficiente sobre los grupos profesionales más afectados. Utilizando una metodología diversa que incluyó revisión de fuentes secundarias, matrices de empleo-exposición y abordaje cualitativo, los autores se plantearon el objetivo de promover un mayor conocimiento al respecto. Partiendo de una primera selección de más de 1.000 ocupaciones, elaboraron una primera selección de 163 con alto potencial de exposición simultánea a ambos riesgos. Además, establecieron una lista de las 22 profesiones prioritarias entre las que se encontraban 20 del sector de metal, bomberos y reparadores/constructores de tejados que, según los investigadores, requieren una atención muy especial. Bourbonnais R, y otros. Identification of workers exposed concomitantly to heat stress and chemicals. Ind Health 2013, 51(1): 25-33.

Factores laborales asociados al presentismo laboral.

El presentismo laboral (PL) es la práctica de acudir al trabajo a pesar de tener una enfermedad. Johansen, del Instituto de Investigación Social de Noruega, describe en este artículo la escasa investigación que se realiza al respecto a pesar de la importancia creciente de este fenómeno y se plantea estudiar su distribución en Suecia y Noruega y analizar los factores que influyen en la frecuencia de su aparición, utilizando un cuestionario que remitió por correo postal a una muestra de trabajadores de entre 20 y 60 años de ambos países. Tras encontrar una frecuencia similar de PL en ambos países (el 55% de los noruegos y el 56% de los suecos respondieron haber ido a trabajar al menos en una ocasión durante el año previo a pesar de sentirse lo suficientemente enfermos como para haber solicitado una baja), comprobaron que el PL era mayor entre los trabajadores con menores salarios, los que realizan trabajo físico pesado, los que tienen responsabilidades de gestión y determinados grupos de inmigrantes. El autor concluye valorando las limitaciones del estudio, derivadas sobre todo del hecho de basarse en un corto cuestionario autoadministrado y considera los resultados como una primera aproximación al problema, y plantea la necesidad de seguir estudiando este fenómeno utilizando otras metodologías. Johansen V, Sickness Presenteeism in Norway and Sweden. Nordic J Social Research 2012, 3.