Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Actualidad científica

Sáb, 15/04/2017 - 12:19
porEvidencia

porevidenciaLa rotación de puestos no reduce la prevalencia de los trastornos musculoesqueléticos sin modificar las condiciones de trabajo
Así lo ha puesto en evidencia una investigación realizada por un equipo de la Universidad de Sao Paulo (Brasil) y la Escuela de Salud Pública de Boston (Massachusset). Siguieron durante un año a los trabajadores y trabajadoras de una gran empresa textil en Brasil (n=1.897 trabajadores), de los que 581 cumplían con los criterios para participar en el estudio y fueron divididos en dos grupos: el grupo control y el grupo con el que se realizaría la rotación de puestos. Ambos grupos recibieron formación ergonómica. De ambos se analizaron las demandas ergonómicas de cada tarea (postura, movimientos de cada parte del cuerpo y ciclos de trabajo). Se recolectó también información sobre productividad, autonomía, organización del trabajo, habilidades requeridas para realizar el trabajo, equipamientos, etc. Los niveles de exposición a los riesgos ergonómicos fueron evaluados utilizando dos métodos observacionales: QEC y REBA. En el grupo con el que se realizó la intervención se introdujo un programa de rotación de puestos cada dos horas. Tras un año de intervención controlada, la rotación de puestos no produjo ningún efecto significativo sobre la primera variable dependiente, el número de horas de trabajo perdidas debido a trastornos musculoesqueléticos. Tampoco produjo ningún efecto sobre otras variables dependientes como la fatiga, la sensación general de salud o la productividad. La rotación de puestos sí redujo el dolor en muñecas y manos. En la discusión de los resultados, los autores de esta investigación refieren diferentes circunstancias que indican que la exposición a riesgos psicosociales derivados de la organización del trabajo puede haber reducido la eficacia de la intervención. No se trata de un resultado aislado, ya que dos revisiones recientes de la literatura científica citadas por los autores de este trabajo apuntan en la misma dirección: como única medida, la rotación de puestos no es eficaz en la reducción de las lesiones musculoesqueléticas.
Caires Comper, M.L.; Dennerlein, J.T.; Dos Santos Evangelista G. et al. Efecctiveness of job rotation for preventing work-related musculoskeletal diseases: a cluster randomized controlled trial. Occup Environ Med 2017; 74: 545-552.

Insuficiencia venosa crónica en trabajadores sin factores de riesgo que permanecen horas prolongadas en bipedestación
La insuficiencia venosa crónica (IVC) es una patología prevalente en la sociedad actual. Los problemas derivados de ella son una causa importante de gasto económico y absentismo laboral. Las condiciones laborales actuales, como jornadas de larga duración, con largas horas en bipedestación (de pie sin andar apenas), inadecuadas condiciones al levantar pesos y malas condiciones de humedad y temperatura, contribuyen al desarrollo de esta patología. En este trabajo se ha realizado una revisión sistemática de la bibliografía existente en relación a la insuficiencia venosa crónica y el tiempo en bipedestación de las jornadas laborales. En particular, se ha concluido que existe una asociación significativamente positiva entre el tiempo prolongado en bipedestación y el riesgo de padecer insuficiencia venosa crónica. Sin embargo, la literatura actual no permite establecer un umbral que determine el número de horas considerado como bipedestación prolongada. Para poder valorar si la insuficiencia venosa crónica debería considerarse una enfermedad profesional, es necesario diseñar y llevar a cabo nuevos estudios en esta dirección. Estos estudios son necesarios para poder establecer evidencias de cara a concienciar a la sociedad y generar campañas de prevención y promoción de la salud que disminuyan los costes económicos y mejoren la calidad de vida de la población trabajadora.
Astudillo, P. et al. Insuficiencia venosa crónica en trabajadores sin factores de riesgo que permanecen horas prolongadas en bipedestación. Medicinay Seguridad en el Trabajo. Abril - junio 2016. Med Segur Trab (Internet) 2016; 62 (243) 141- 156.

Ocupación laboral y riesgo de deterioro cognitivo y demencia en personas mayores de 55 años: una revisión sistemática
El deterioro cognitivo y la demencia son dos problemas de salud con elevada prevalencia en población mayor. Es importante identificar los factores de riesgo potencialmente modificables asociados. La ocupación laboral podría ser un factor que influye en la demencia. El objetivo de esta revisión fue analizar la asociación entre la ocupación principal desarrollada a lo largo de la vida con el deterioro cognitivo y la demencia en personas mayores. Para ello se realizó una revisión sistemática de la literatura desde 1990 y marzo de 2014, seleccionando 18 artículos. El 67% identificaron que había relación entre el tipo de trabajo y el rendimiento cognitivo en la edad adulta. El estudio de revisión concluye en que las personas con una actividad laboral predominantemente manual a lo largo de la vida tienen mayor riesgo de padecer deterioro cognitivo y/o demencia que aquellas que tienen ocupaciones con mayor requerimiento intelectual. Las ocupaciones laborales de contenido intelectual podrían contribuir a la mejora de la capacidad del individuo para ayudar a afrontar el posible deterioro cognitivo en etapas posteriores de la vida.
Gracia Rebled, A.C., et al. Ocupación laboral y riesgo de deterioro cognitivo y demencia en personas mayores de 55 años: una revisión sistemática. Revista Española de Salud Pública. 2016; Vol. 90: 21 de junio: e1-e15.