Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Tablón

Lun, 15/10/2012 - 12:20
Noticias

Los disruptores endocrinos: una prioridad política mundial

El pasado mes de septiembre, organizaciones empresariales y ONG de más de 120 países llegaron a un acuerdo en la III Conferencia Internacional para la Gestión de Sustancias Químicas (ICCM3) para declarar los disruptores endocrinos una prioridad política mundial. ICCM3 es el órgano de gobierno de la Estrategia Internacional de Gestión de Químicos (SAICM). La estrategia no es de obligado cumplimiento, pero proporciona un marco de actuación para muchas políticas de salud pública y riesgo químico. En 2011, el Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas realizó una primera declaración sobre los disruptores endocrinos, un texto muy vago debido a la confusión existente en la delegación china. En esta ocasión, los países y organizaciones sociales que más oposición han planteado han sido EEUU, Canadá, el International Council of Chemical Associations, el US Council for International Business y el American Petroleum Institute. Sin embargo, un acuerdo satisfactorio ha sido posible gracias al duro trabajo de distintas ONG. Así, finalmente la conferencia recomienda considerar los disruptores endocrinos una prioridad política mundial y propone para el periodo 2012-2015 las siguientes acciones:

  • Aportar información actualizada y asesoramiento científico a los agentes sociales involucrados en procesos de identificación o recomendación de medidas potenciales que contribuyan a reducir la exposición o los efectos de disruptores endocrinos, especialmente en grupos vulnerables. Aumentar la sensibilización de la población a todos los niveles.
  • Ofrecer apoyo internacional a actividades que aumenten las capacidades de países, especialmente países en desarrollo o economías en transición, para generar información o evaluar aspectos relacionados con los disruptores endocrinos para facilitar la toma de decisiones y las acciones prioritarias dirigidas a reducir el riesgo.
  • Desarrollar estudios de casos y asesoramiento para transformar los resultados de las investigaciones en acciones de control.

Annie Thébaud-Mony rechaza honores del Gobierno francés por su indiferencia ante la muerte de trabajadores y ante los daños al medio ambiente

Annie Thébaud-Mony, una investigadora retirada del Instituto Nacional Francés de Salud e Investigación Médica (INSERM) y abogada francesa que participó en el último Foro ISTAS de Riesgo Químico, ha rechazado el máximo honor que el Gobierno francés otorga a las personalidades que destacan en el mundo de la investigación, la medalla de la Legión Francesa. Rechazando esta medalla Annie Thébaud-Mony protesta por lo que ella califica de una actitud laxa hacia los riesgos para la salud en el trabajo. La investigadora ha manifestado que sería “indecente” aceptar este honor cuando el Gobierno demuestra tal indiferencia hacia los daños para la salud y el medio ambiente.

Los daños del trabajo sobre la salud laboral en las estadísticas oficiales

Continúa el descenso mantenido desde hace años del número de accidentes de trabajo con baja. El descenso sigue siendo superior en los accidentes de trabajo en centro de trabajo que en los in itínere, lo que viene a cambiar la tendencia del mismo periodo del año anterior. Por el contrario, en relación con las muertes, el descenso es más acusado en las derivadas de accidente in itínere (que se reducen en un 27%) que en las producidas en centro de trabajo (14%). Respecto a las enfermedades profesionales continúa la tendencia descendente de los últimos años en las enfermedades con baja, pero también disminuyen las enfermedades sin baja, lo cual marca una reducción generalizada en su declaración y reconocimiento. La bajada es general en hombres y en mujeres, aunque es más elevada en los primeros.