Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Recursos

Dom, 15/10/2017 - 12:19
Noticias

Ergonomía participativa en tareas con actividad manual.
El Workplace Health and Safety of Queensland (Australia) propone una metodología para abordar los riesgos ergonómicos en tareas manuales empleando técnicas de ergonomía participativa. La ergonomía participativa es una nueva concepción para la gestión de los riesgos ergonómicos con una implicación por parte de los trabajadores de una manera más activa que en la concepción clásica de ergonomía. En este manual se facilitan las claves para emplear esta nueva herramienta de ergonomía participativa: PErforM, en actividades con una componente en carga física importante. Además, al final del manual se exponen una serie de ejemplos para su aplicación.

Varias sentencias equiparan el derecho fundamental a la integridad física con el derecho a la protección en materia de seguridad y salud.
Dos interesantes sentencias equiparan el derecho fundamental a la integridad física de las personas con el derecho a la protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo. En la primera de ellas, dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (3010/2016), lo que se reclama son los daños y perjuicios causados a una trabajadora como consecuencia del accidente de trabajo sufrido mientras prestaba servicios en la empresa, que reconoce que en el momento de los hechos carecía de evaluación de riesgo psicosocial de la trabajadora, limitándose a poner en marcha un protocolo de acoso que se encontraba en fase de borrador y no había sido aprobado por la parte social. La sentencia afirma lo siguiente: "El derecho fundamental que debe valorarse como objeto de la presente litis es el derecho a la integridad física de las personas (como derecho fundamental) que encuentra su manifestación en la esfera laboral mediante el derecho a la seguridad e higiene en el trabajo, con un alcance constitucional (art. 40 CE ), y de legalidad ordinaria, que el art. 4 preceptúa y el art. 19 del mismo Estatuto refiere con mayor especificación. A todo ello se une que la Ley 31/95, de Prevención de Riesgos Laborales, consagra en su art. 14 el derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo de todos los trabajadores, imponiendo (arts. 15 a 19) al empresario una especifica obligación de evitar los riesgos y combatirlos, sustituyendo lo peligroso por lo seguro". Otra sentencia con el mismo criterio procede del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (563/2016).

Un informe de CCOO aborda la precariedad y la salud laboral en el sector público.
CCOO ha elaborado un informe donde expone el grave riesgo para la salud de las empleadas y empleados públicos que está suponiendo la política de austeridad y recortes en el sector público y que viene condicionada fundamentalmente por la pérdida tan elevada de recursos humanos. El sindicato presenta los datos oficiales que indican, por ejemplo, que el porcentaje de sobresfuerzos en relación con el total de accidentes en jornada de trabajo con baja ha ido incrementándose progresivamente, pasando de un 28,4% sobre el total en el año 2000 al 38,9% del año 2015. Según datos del propio Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo, la actividad donde más sobresfuerzos se producen es en la Administración Pública y Defensa, con un 9,1%, y en tercer lugar en las actividades sanitarias, con un 5,9%. En dicho informe, CCOO reclama medidas preventivas como la evaluación de riesgos laborales donde se establezca cuál es la carga de trabajo saludable en cada unidad administrativa y un incremento de recursos humanos que impida el aumento de accidentes laborales en el sector público y garantice la salud a su personal.

OMS: los problemas de salud relacionados con el trabajo ocasionan pérdidas que van del 4 al 6% del PIB.
En noviembre de 2017, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó en una nota descriptiva una serie de datos reveladores respecto a la salud laboral de los trabajadores en el mundo. En la mayoría de los países, los problemas de salud relacionados con el trabajo ocasionan pérdidas que van del 4 al 6% del PIB. Aproximadamente un 70% de los trabajadores carece de cualquier tipo de seguro que pudiera indemnizarlos en caso de enfermedades y traumatismos ocupacionales. Otro dato importante de los señalados por la OMS es que en muchos países, más de la mitad de los trabajadores y trabajadoras están empleados en el sector no estructurado, en el que carecen de protección social para recibir atención sanitaria y no existen mecanismos de aplicación de las normas sobre salud y seguridad ocupacionales. Los servicios de salud ocupacional encargados de asesorar a las empresas respecto del mejoramiento de las condiciones de trabajo y el seguimiento de la salud de los trabajadores abarcan principalmente a las grandes compañías del sector estructurado, mientras que más del 85% de los trabajadores de empresas pequeñas del sector no estructurado, el sector agrícola y los migrantes de todo el mundo no tiene ningún tipo de cobertura de salud ocupacional. La OMS señala también que algunos riesgos ocupacionales, tales como traumatismos, ruidos, agentes carcinogénicos, partículas transportadas por el aire y riesgos ergonómicos, representan una parte considerable de la carga de morbilidad derivada de enfermedades crónicas: 37% de todos los casos de dorsalgia; 16% de pérdida de audición; 13% de enfermedad pulmonar obstructiva crónica; 11% de asma; 8% de traumatismos; 9% de cáncer de pulmón; 2% de leucemia, y 8% de depresión.

ISTAS presenta en Santiago de Chile "Mujeres y salud en el trabajo: una guía para incorporar el enfoque de género".
Los lazos de colaboración de ISTAS con Mutual de Seguridad y con la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT) siguen su camino. Durante el mes de marzo se presentará una guía sobre género y salud laboral elaborada por ISTAS en la que se muestran las condiciones de trabajo y de salud de las trabajadoras chilenas, así como propuestas para la incorporación de la perspectiva de género en la prevención de riesgos laborales. Asimismo, la CUT conmemora los días 5, 6 y 7 de marzo sus treinta años de existencia, y lo hace organizando el Primer Congreso Nacional de Mujeres Sindicalistas. CCOO e ISTAS estarán presentes con el objetivo de trasladar la experiencia, las herramientas y los recursos de que disponen para orientar la acción sindical necesaria para visibilizar las desigualdades de género en las condiciones de trabajo, de vida y de salud.