Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

El empoderamiento sindical viene de la mano de una acción contundente frente al riesgo biológico

Mar, 15/01/2013 - 12:19
INMA GONZÁLEZ
Noticias

Antes de ser delegada en Selmar SA, una empresa dedicada a la limpieza de edificios y locales, Mari Carmen Martínez ya se implicaba en la defensa de los derechos de las trabajadoras. En unas primeras elecciones sindicales en el comité de empresa había dos sindicatos, pero su trabajo fue tan riguroso y tan constante en la defensa de la salud laboral que en las segundas elecciones la lista de CCOO arrasó, obteniendo los cinco puestos en el comité.

Selmar SA es una empresa de limpieza que actúa en toda Cataluña. En la provincia de Girona tiene varios centros en los que trabajan 97 personas. El caso que relatamos pertenece al geriátrico de Girona, la residencia Creu de Palau, la más conocida de la ciudad. La primera acción contundente en materia de salud laboral se desencadena a partir de la existencia de un brote de “marsa”, una enfermedad infecciosa causada por una bacteria que se encuentra en la piel y fosas nasales y que causa gran variedad de problemas de salud, desde infecciones menores de la piel y abscesos cutáneos hasta enfermedades que pueden poner en peligro la vida, cmo neumonía, meningitis, endocarditis, síndrome del shock tóxico (SST) y sepsis. Las trabajadoras de la limpieza no fueron informadas de ese brote y entraban en las habitaciones de los enfermos infectados sin protec ción. Mari Carmen se puso en contacto con las cuidadoras, que sí aparecían protegidas, y después con la empresa para exigir que la empresa informara a las trabajadoras de cuáles eran las habitaciones en las que se encontraban residentes con enfermedades contagiosas. La empresa aceptó y desde entonces se les facilita la información y los equipamientos de protección adecuados.

Otra de las acciones importantes también tuvo que ver con el riesgo biológico. Hasta la llegada de Selmar SA, las trabajadoras limpiaban los inodoros utilizando escobillas y la empresa obligó a que dejaran de utilizarlas e introdujeran la mano en el váter. Las trabajadoras, con las delegadas de prevención al frente, se negaron y amenazaron a la empresa con plantear una denuncia ante la Inspección de Trabajo, con lo que la empresa finalmente cedió.

La actuación de las delegadas de prevención, que ahora ya son un equipo que cuenta con el respaldo de toda la plantilla, se amplía y se convierte en un auténtico programa de vigilancia de la salud respecto a distintos riesgos y tiene como objeto la mejora global de las condiciones de trabajo. La última actuación importante que han realizado, tiene que ver con el riesgo ergonómico. La empresa, unilateralmente, cambió de ubicación los contenedores exteriores en los que las trabajadoras tenían que depositar las bolsas con pañales y restos de limpieza que las auxiliares de geriatría depositan en un contenedor dispuesto en cada pasillo. A la nueva zona de contenedores se accedía empujando los contenedores por una rampa, y una vez arriba las trabajadoras tenían que lanzar las bolsas a una distancia importante mientras sujetaban el contenedor para que no se deslizara por la rampa. Se trataba de un importante sobreesfuerzo que exigía también de las trabajadoras la realización de posturas forzadas, que son el origen de frecuentes lesiones musculoesqueléticas. Las delegadas de prevención plantearon el problema a la empresa y se tomó una primera medida que consistió en utilizar un tamaño de bolsas más pequeñas. Con ello, el problema del lanzamiento de bolsas no se evitaba y tampoco el sobreesfuerzo de subir el contenedor por la rampa. Finalmente, la empresa ha decidido cambiar la ubicación de los contenedores exteriores, retornando al sistema inicial en el que las trabajadoras descienden una rampa con los contenedores cargados y la suben con los contenedores vacíos. Este activo grupo de delegadas sigue trabajando cada día y ha conseguido que cambien a mejor las condiciones de trabajo de la plantilla, que las trabajadoras se impliquen en la defensa de su salud y que apoyen activamente la labor del sindicato.

* Inma González es técnica de prevención de CCOO de las Comarques Gironines (Cataluña).