Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Cambiar las condiciones de trabajo en una residencia de la tercera edad

Mar, 15/01/2013 - 12:19
ASUN PALACIOS GIL Y VIRGINIA SORIANO HERNÁNDEZ
Noticias

El sector de residencias de la tercera edad presenta graves deficiencias en materia de salud laboral. Se trata de un sector muy feminizado donde la exposición a riesgos psicosociales y ergonómicos está a la orden del día. La acción sindical rigurosa y constante está empezando a dar sus frutos en una gran empresa, La Saleta, con varios centros en la Comunidad Valenciana.

El trabajo sindical se inicia en el centro que La Saleta tiene en la población de Bétera (Valencia), cuando en el 2008 se celebran las primeras elecciones sindicales, ganando por mayoría CCOO. Tras la constitución del comité de seguridad y salud, los primeros pasos de las delegadas de prevención fueron duros. La nula consideración de la empresa hacia la representación legal de los trabajadores así como el bajo grado de cumplimiento en materia preventiva originaron, incluso, tener que denunciar ante la Inspección de Trabajo. A partir de ahí hay un cambio de actitud por parte de la empresa, que entendió la necesidad de trabajar no solo cumpliendo formalmente la legalidad, sino llevando a cabo una acción preventiva con participación de los trabajadores en el seno de los comités de seguridad y salud, para una mejor gestión e integración de la prevención de riesgos laborales.

Los problemas principales a los que tuvimos que enfrentarnos como delegadas de prevención eran una elevada exposición a riesgos ergonómicos y psicosociales. La falta de recursos técnicos y humanos, los ritmos de trabajos elevados, las planillas y turnos excesivos así como los riesgos inherentes a la propia tarea mostraban un colectivo humano muy expuesto a riesgos y con dolencias de carácter musculoesquelético. De ahí que nuestra prioridad fuera trasladar a la empresa la necesidad de evaluar e identificar, a través del servicio de prevención, los riesgos de naturaleza ergonómica y psicosocial y, conjuntamente, diseñar medidas preventivas encaminadas a la mejora de las condiciones de trabajo. Tras los estudios realizados –ISTAS 21 y FSICO para los riesgos psicosociales y Manipulación Manual de Pacientes, método MAPO, para la identificación de riesgos ergonómicos– comienza una etapa de trabajo que dio lugar a la consolidación de medidas preventivas adaptadas al sector de residencias. Para reducir el riesgo de manipulación conseguimos que en levantamientos de usuarios fuera obligatoria la presencia de dos profesionales. Se acordó que participara una pareja en los volteos de cambios posturales en aquellos usuarios que presentaran resistencia. La empresa adquirió grúas de bipedestación para el levantamiento del usuario y adecuó, ampliándolos, los cuartos de baño para facilitar la manipulación con las grúas. Se consiguió también una regulación y adaptación de la altura de las camas y la rotación de tareas y usuarios para que las trabajadoras alternaran las tareas más livianas con las más duras.

Se elaboró y puso en marcha un protocolo de agresiones, ya que algunos usuarios pueden presentar alteraciones conductuales y agresivas hacia el personal de contacto directo. Se diseñó y acordó un protocolo para la prevención contra el acoso moral y las situaciones de conflicto en el ámbito laboral y se desarrolló un plan formativo impartido por el servicio de prevención y por personal cualificado del centro para consolidar buenas prácticas de higiene postural.

Todo este proceso descrito brevemente ha sido fruto de un largo trabajo sindical donde han participado tanto trabajadoras y trabajadores como delegados y delegadas y personal técnico del Gabinete de Salud Laboral de CCOO. Lo más importante es que se ha conseguido la implantación de las medidas preventivas propuestas, consiguiendo de esa manera una mejora efectiva e importante de las condiciones de trabajo. La salud laboral se ha convertido en una pieza clave de la acción sindical en la residencia, ha aumentado el respaldo y la confianza de la plantilla respecto a los y las delegadas sindicales y la representación sindical de CCOO se ha integrado de manera efectiva en el modelo de gestión preventiva de la empresa.

* Asun Palacios es delegada de personal en La Saleta, y Virginia Soriano es técnica de prevención en el Gabinete de Salud Laboral de CCOO-PV.