Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Mirar, soñar

Vie, 15/10/2004 - 12:19

Mirar, soñar

Por primera vez, conocemos el lugar donde nacen los sueños. Acabamos de saber que la visión y los sueños están localizados en áreas cerebrales contiguas. Una lesión en una pequeña zona del lóbulo occipital medial puede hacer perder a la vez la capacidad de ver y la de soñar. Lo publicaba el pasado mes de septiembre la revista Annals of Neurology: una mujer de 73 años dejó de soñar tras un pequeño infarto cerebral que la privó, además, durante un tiempo de ver lo que tenía a su alrededor.

Quiénes se dedican a la salud laboral, no importa si profesionales o activistas, deberían cuidar con esmero la integridad de la zona cerebral en cuestión. Resulta imprescindible mirar la realidad con atención, conocer para prevenir, tarea para la que se requiere una buena capacidad de visión.

Pero esto sólo no basta. Ver lo que ocurre afuera y actuar es esencial pero hay que tener también algo adentro. Hay que ser capaz de imaginar el cambio, de soñar con otras formas de organizar el trabajo, de pensar que otro mundo es posible. Muchas veces la prevención de hoy no pasa de ser el compromiso entre los principios intocables del mercado y el coste en salud que la sociedad, no necesariamente los trabajadores, está dispuesta a pagar. Pero mañana esto puede cambiar, tiene que cambiar, de tal modo que nadie tenga que empeñar su salud para ganarse el sustento.

Decía Philippe Davezies de la Facultad de Medicina del Trabajo de la Universidad de Lyon: 'la prevención implica necesariamente la construcción de compromisos en una perspectiva de gestión de riesgos pero debe implicar también una atención permanente a aquellos aspectos que el compromiso ha tenido que dejar de lado'.

Atención a la realidad, por tanto, para sacar el máximo partido en cada momento a la concertación posible de intereses y voluntades. Alerta permanente y vigilancia, para no quedarse en la estacada de las pequeñas reformas y seguir aspirando a todo. Hasta conseguir que los trabajadores puedan volver a cantar mientras trabajan.

*Con cariño al Dr. Carlos Anibal Rodríguez de quién tanto aprendimos acerca de la relación entre ciencia y utopía.