Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

La pobreza no es un fenómeno natural

Vie, 15/01/1999 - 12:19

Condiciones de trabajo

'No nos confundamos. La pobreza no es un fenómeno natural. No fue el huracán Mitch sólo el responsable de la muerte de miles de personas, aquí en Nicaragua, sino lo de siempre: los 500 años de conquista, y las consecuentes políticas esclavistas del Norte hacia el Sur. Y las políticas de ajuste del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial...No hay que ser un gran experto en política económica para entender esto. Mi casa no se la llevo el Huracán. No vivo a la orilla del rio con cuatro palos y un plástico, ni debajo de un cerro de los que ahorita se están viniendo abajo. Estos se mojan siempre, o se les inunda las casa siempre, en cuanto caen cuatro gotas en Matagalpa. ...Ya se sabe que el año que viene se va a pasar más hambre en este país. La mayor parte de la producción se ha perdido. Si no se siembra en los pocos lugares donde se puede sembrar todavía, muchos morirán de hambre. Y no estoy siendo sensacionalista. Estoy hablando de hambre real...Sólo espero que las imágenes que llegaron a Europa de lo que está pasando en Centroamérica no sirvieran sólo para remover bolsillos, sino que verdaderamente valieran más que mil palabras. Porque un huracán como el que sacudió Nicaragua, que fue sólo la cola del Huracán, hubiera sido 'un vientecito de otoño' y un 'hay que sacar las botas de agua' en cualquier país de Europa. ...La pobreza no es un fenómeno natural. Necesitamos todas las energías para pelear no sólo con el corazón, sino con la razón, porque la tenemos. La ayuda humanitaria no puede sustituir las decisiones políticas.... por lo menos se ha levantado un pueblo, pese a la desmovilización que está provocando en todas partes la globalización y el neoliberalismo.'

Begoña Matagalpa.
Nicaragua.

 

'La construcción de una nueva sociedad más justa y democrática no debe quedar ocultada por la emergencia que desplaza de la agenda temas sustantivos. La situación generada por el huracán debe ser una oportunidad de que la población rehaga el análisis de su problemática, de animar la comunicación y la organización de la población (sobre todo de aquella que fue afectada) y se fortalezca la capacidad de múltiples sectores de la sociedad civil para articular sus propuestas y demandas'.

Tom Lent, Redd Barna
Oscar Jara, Alforja