Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

La otra cara de las estrellas. Camareras de piso reivindican mejores condiciones de trabajo en hoteles

Jue, 15/07/1999 - 12:19

Acción sindical

Detrás de las muchas estrellas que ostenta un hotel hay, a menudo, horas de trabajo realizado en malas condiciones y con consecuencias negativas para la salud de quienes lo realizan.

Las camareras de pisos que trabajan en los muchos hoteles de las Islas Baleares siempre cuentan, cuando tienen ocasión de hablar, que sus problemas de salud son las lumbalgias, las ciáticas y los dolores de espalda en general. Las bajas son tan continuas que hasta les producen secuelas psicológicas. La actitud de los médicos de cabecera es desesperante: analgésicos, algo para la inflamación, unos días de baja y a trabajar. Achacan los problemas a su condición de mujeres, a desarreglos hormonales, a la edad... A todo menos al trabajo.

En el ámbito de la campaña de CC.OO. por la prevención de las lesiones músculo esqueléticas, organizamos una jornada en el hotel Magalluf Park. Asistieron treinta y cuatro camareras de pisos del hotel, gobernantas, personal de mantenimiento, el médico del Servicio de Prevención, una parte del comité de seguridad y salud, y varios directores de otros hoteles de la zona.

El primer efecto positivo para las camareras fue la inmensa satisfacción que les produjo el simple hecho de poder hablar, de ser escuchadas y escucharse unas a otras, de poner en común sus problemas. Se rompió el aislamiento y la soledad con que suelen trabajar, se sintieron más fuertes y más unidas.

Fruto de esta colectivización de experiencias fue la identificación de lo que ellas consideran las causas principales de sus problemas: el número de habitaciones por camarera (22), la falta de pausas y descansos y la falta de criterios ergonómicos en la compra de los muebles. Contaban que los muebles están diseñados pensando en los clientes, en su mayoría extranjeros, por lo que por ejemplo los espejos están colocados a una altura que dificulta su limpieza y las camas resultan muy amplias para el poco espacio de la habitación.

A partir de aquí hemos reivindicado que en la evaluación de riesgos se refleje la importancia de estos problemas y se empiece a hablar de soluciones. En ello estamos. Mientras tanto, hemos repetido la jornada en el hotel Guadalupe y hemos llegado a un acuerdo con la empresa para realizar jornadas similares de 4 horas en todos los hoteles de la cadena Sol en Baleares. Los resultados de las elecciones sindicales (en el Hotel Magalluf Park hemos doblado en votos a UGT) nos animan a seguir.

Àngeles Niño
Secretaría de Salud Laboral CCOO Illes Balears