Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Evaluación de riesgos en serie: Rechazo sindical a una evaluación de una Mutua en INUSA (Pontevedra). A Dioz rogando y con el mazo danzo

Sáb, 15/01/2000 - 12:20

Acción sindical


La participación activa de los Delegados/as de Prevención es clave para todas las actividades de prevención pero de forma especial en la evaluación de riesgos. Obviar esta máxima dejando el campo libre a los criterios tecnocráticos de supuestos expertos es renunciar al quehacer más genuino de la acción sindical y garantiza la pérdida de dinamismo y vitalidad del Comité de Seguridad y Salud.

Esto fue lo que estuvo a punto de ocurrir en INUSA, empresa que se dedica a la recogida de residuos sólidos urbanos en Pontevedra y que cuenta con una plantilla de más de 100 trabajadores. CC.OO. contaba con una representación mínima en el Comité de Empresa: 2 delegados. A uno de ellos le tocó por sorteo ser Delegado de Prevención pues, según relataba él mismo, era un cargo que nadie quería porque no servía para nada.

Sin necesidad de un profundo estudio identificamos inmediatamente la colosal labor que un técnico superior de Mutua era capaz de desarrollar frente a su ordenador auxiliado por el software corporativo

Un buen día nuestro Delegado es convocado para firmar, como miembro del Comité de Seguridad y Salud, el acuse de recibo de la Evaluación de Riesgos que había hecho la Mutua.

El Delegado pidió asesoramiento al Gabinete de Salud Laboral de CC.OO. en Pontevedra, donde sin necesidad de un profundo estudio identificamos inmediatamente la colosal labor que un técnico superior de Mutua era capaz de desarrollar frente a su ordenador auxiliado por el software corporativo. Efectivamente, el Delegado nos informó que el técnico de la Mutua había llegado de mañana en avión desde Bilbao, había visitado la empresa en un par de horas y, sin llegar a consultar a ningún trabajador ni reclamar la presencia de ninguno de los delegados, había hecho mutis por el foro.

El tema estaba claro. Convocamos una reunión de todos los Delegados de Prevención e invitamos a los trabajadores designados. Se explicó el sentido de la evaluación de riesgos, la importancia del proceso de identificación y la necesidad de la participación de los trabajadores. Todo ello con las oportunas referencias a las infracciones en las que la empresa había incurrido al obrar unilateralmente así como la mala fe de la Mutua por su labor tan desastrosa. Conseguimos un alto grado de acuerdo entre los asistentes.

Quedaba ahora la reunión del Comité de Seguridad y Salud donde habría de aprobarse la Evaluación de Riesgos y a la que asistiría el técnico de la Mutua para 'solucionar dudas' y 'aclarar conceptos'. Había que sensibilizar a todos los trabajadores de la empresa y al mismo tiempo conseguir argumentos, no sólo formales o de incumplimientos normativos, para cuestionar la evaluación presentada y empezar de nuevo en debida forma. Era un viernes. Hicimos fotocopias de nuestro cuestionario sindical de riesgos y daños y todos los asistentes a la reunión se comprometieron a repartirlos y recogerlos antes del lunes a las 10 de la mañana. Y así fue.

En la reunión del Comité de Seguridad y Salud tanto la Empresa como el técnico de la mutua se llevaron una gran sorpresa. El éxito de nuestras propuestas era directamente proporcional al sonrojo, medio de ira medio de vergüenza, del técnico. Quedó muy clara la mala calidad de la evaluación realizada aún a pesar de haber sido ser hecha con un Pentium-3.

El éxito de nuestras propuestas era directamente proporcional al sonrojo, medio de ira medio de vergüenza, del técnico

Presentamos y entregamos copia de todos los cuestionarios con las respuestas de los trabajadores. Se acordó mantener una nueva reunión para fijar el método y los criterios de la evaluación de riesgos, la forma de participación y un nuevos calendario de visitas del técnico acompañado de los Delegados de Prevención.

Hemos editado un pequeño folleto que repartimos a todos los trabajadores con los resultados del cuestionario y que ha tenido muy buena acogida. Se destaca, por ejemplo, la preocupación de los trabajadores por el riesgo tóxico y por la posibilidad de contraer infecciones, problemas completamente ausentes de la evaluación de riesgos de la mutua.

¿Qué?, ¿Los resultados electorales? Perdón, se me olvidada. Hemos doblado delegados y tenemos la mayoría en el Comité. Curioso, ¿no?

José M. Valcárcel Riveiro
Gabinete de Salud Laboral.
CC.OO. Pontevedra.



Dos elementos caracterizan la situación de la salud laboral en Euskadi: la siniestralidad aumenta de año en año y las empresas no comienzan sus actividades preventivas. El pasado mes de octubre CCOO exigía a través un comunicado de prensa mayor rigor en las sanciones recordando la importancia de trasladar a la negociación colectiva las políticas preventivas y de estabilidad en el empleo.

Casi 700 empresas sancionadas
El Gobierno Vasco ha anunciado sanciones a 680 empresas por no comunicar al Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales (OSALAN) el modelo de organización de la prevención. Entre las empresas se encuentran algunas del sector público como la Subdelegación del Gobierno en San Sebastián o las diputaciones de Alava, Guipuzcoa y Vizcaya.

Jesús Uzkudun, responsable de salud laboral de CCOO de Euskadi, denunciaba que algunas empresas han presentado documentos oficiales de evaluaciones de riesgo no realizadas. 'La prueba de ello es que la mayor parte de los accidentes graves que ocurren no estaban contemplados en el plan de prevención'.

Paros para hablar de prevención.
El pasado 30 de noviembre, día de la Prevención de Riesgos Laborales en la Comunidad Autónoma Vasca, se presentó una campaña impulsada por el Gobierno Vasco para concienciar sobre la necesidad de prevenir los riesgos en el trabajo. Esta campaña, con el lema 'Yo a ti, tú a mí', se inició con una parada de 5 minutos en todas las empresas vascas durante la cual los trabajadores/as respondieron un pequeño cuestionario sobre el grado de conocimiento de las normas de prevención, del plan de prevención del centro y para averiguar si la empresa cumple con la normativa.

El secretario general de CCOO-Euskadi, Santiago Bengoa, pidió que 'el chequeo que se va a llevar a cabo en las empresas en el día de la Prevención de Riesgos Laborales se convierta en un instrumento de revalorización del papel de los delegados de prevención' y recordó que 'no es casual que los trabajadores con contratos eventuales sufran cinco veces más accidentes de trabajo que los trabajadores y trabajadoras con empleo estable'. Como apuntaba Jesús Uzkudun, en un artículo de opinión aparecido ese mismo día, 'es necesario un profundo cambio cultural que, es evidente, no se logra con una acción de 5 minutos, ni institucionalizando el Día de la Prevención o el Día de la Salud de los Trabajadores, la prevención debe ser una tarea de mejora continua, debe estar integrada tanto en la gestión empresarial como en la acción sindical'.