Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Es posible frenar a las mutuas en la gestión de las bajas por enfermedad común

Dom, 15/07/2001 - 12:19
JESÚS UZKUNDUN

Acción sindical

JESÚS UZKUNDUN*

Cuando la Mutuas han logrado la gestión de las bajas por enfermedad común de 7 millones de trabajadores y trabajadoras, percibo un cierto sentimiento de impotencia derrotista. Sin embargo, estoy convencido de que sigue siendo posible oponerse e, incluso, conseguir éxitos. Ahí van las pruebas.

CC.OO. de Euskadi organizó, en septiembre pasado, concentraciones provinciales de delegados frente a las Mutuas para manifestar nuestro rechazo a la gestión por estas entidades de las bajas por enfermedad común. Exigíamos que las Mutuas vuelquen sus recursos en una prevención de calidad en las pequeñas empresas.

Más adelante, miles de miembros de Comités de Empresa trasladaban a las Direcciones de las empresas mociones manifestando su oposición a dicha gestión. Los textos de estas mociones, uno presentada por CC.OO. y otro de la alianza ELA-LAB-ESK-STEE, resultan coincidentes en el fondo. De hecho, fueron aprobados ambos por las diferentes fuerzas sindicales.

Convenios Colectivos incluye cláusulas de rechazo al control de la IT

Con el inicio de la negociación colectiva, la gran mayoría de las Plataformas Reivindicativas han recogido el siguiente texto:

  • Las empresas acordarán con la representación de los trabajadores/as, la Mutua que asumirá la cobertura de las contingencias de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales para los trabajadores/as de la empresa.

  • Las empresas mantendrán la gestión de la prestación económica por Incapacidad Temporal derivada de contingencias comunes (enfermedad común o accidente no laboral) y el control sanitario de Altas y Bajas por tales contingencias en el sistema público, sin que puedan optar a gestionar tal cobertura a través de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales- MATEPSS.

  • Las empresas que tengan vigente Acuerdo con las Mutuas que incluya la gestión de baja por enfermedad común, renunciarán a la misma con la antelación reglamentaria mínima de un mes a la fecha de vencimiento del convenio anual de asociación, sin dar lugar a prórroga alguna.

Aunque es evidente que esta reivindicación no le gusta a la patronal, ya el año anterior algunas empresas como Aira-Kardan de Zumaya, acordaron que la elección de una u otra Mutua sería resultado del consenso de 2/3 del Comité de Seguridad y Salud. Este año, el Acuerdo de la Mesa General de Negociación de la Administración de la Comunidad Autónoma de Euskadi sobre Incrementos Retribuidos para el año 2001, recoge en su apartado quinto: 'El Gobierno se compromete a que la gestión económica y el control de las altas y bajas por razón de Incapacidad Temporal por causa de Enfermedad común se mantenga en el ámbito del INSS'. Tenemos noticias de acuerdos similares en Eusko-Tren y de la posibilidad de que se incluyan cláusulas de este tipo en otros convenios sectoriales o de empresa.

En nuestra experiencia, una vez explicado el tema, los trabajadores lo asumen como una de las reivindicaciones más sentidas por cuanto dicha gestión, además de estar generando pérdidas del patrimonio acumulado, viene a cuestionar ni más ni menos que el carácter universal y público del propio sistema sanitario.

Si en Euskadi, con la enorme pluralidad y confrontación sindical, han sido posibles estas medidas de contención, ¿por qué no extender esta reivindicación al conjunto de los convenios sectoriales y de empresa?

*    Responsable de Salud Laboral y Medio Ambiente de CC.OO. de Euskadi.