Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Entrevista a Willy Buschack -director adjunto de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo-

Jue, 15/04/2004 - 12:19
FERNANDO RODRIGO

Dossier: Tres décadas clave para la Salud Laboral en España

Tres décadas claves para la Salud Laboral en España

FERNANDO RODRIGO.
Desde porExperiencia hemos querido recoger en este dossier especial los puntos de vista de tres personas de rica experiencia en el largo camino recorrido en salud laboral desde los últimos años de la dictadura franquista hasta nuestros días. Dos de ellos son veteranos sindicalistas. El primero, Ángel Cárcoba, es un histórico luchador de CC.OO., fundador del Departamento de Salud Laboral de la Unión Sindical de Madrid Región en 1977 y al que en 1984 se le encarga crear el Gabinete Confederal de Salud Laboral, hombre clave en las negociaciones que culminan en 1996 con la promulgación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. El segundo, Willy Buschak, es un sindicalista alemán radicado en Londres, secretario confederal de la Confederación Europea de Sindicatos desde 1991 hasta 2003 y actual director adjunto de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo en Dublín. Para completar esta suerte de balance hemos entrevistado también a otro protagonista clave, a Marcos Peña, Inspector de Trabajo desde hace más de tres décadas, Consejero Laboral en Italia en los años 80, Secretario General de Salud y luego Secretario de Estado de Empleo y Relaciones Laborales hasta 1996.

 

Willy Buschak. Director adjunto de la Fundación de Dublín

Willy Buschak no tiene dudas a la hora de calificar al sindicalismo español. 'Su actuación en materia de salud laboral ha sido ejemplar' sostiene Buschak, historiador de origen y de familia minera, desde la autorizada visión de conjunto de quien como él ha tenido distintas responsabilidades en la materia en el ámbito de la Unión Europea desde hace más de una década.

 

¿Podemos decir que la salud de los trabajadores en Europa está realmente más protegida hoy que hace 20 años?

Desde la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo, hemos llegado a la conclusión de que los riesgos laborales no han desaparecido ni mucho menos. Por un lado, persisten todavía los peligros tradicionales y, por otro, han aparecido nuevos riesgos originados fundamentalmente por la intensificación del ritmo del trabajo. En el panorama europeo de los riesgos laborales influye también mucho la reorientación de la economía, más dirigida hacia el mercado y hacia el cliente.

¿Qué características tiene ahora la intensificación del ritmo del trabajo?

Hemos constatado que ahora la intensificación se debe mucho más a la presión directa del cliente que a las demandas del empresario. Actualmente hay muchos trabajadores que tienen una relación directa con el cliente, sea individual o empresarial. Hemos hecho una encuesta entre los trabajadores de toda la Unión Europea, preguntándoles a qué atribuían la actual intensificación del ritmo de trabajo, y un 67% de ellos respondieron que la razón son las demandas directas del cliente y solamente un 38% responsabilizaron a los patrones de su empresa. Y este resultado no sólo se obtenía entre los trabajadores de las pequeñas y medianas empresas, sino indistintamente en todas las empresas.

¿Qué riesgos tradicionales persisten y cuáles se han añadido?

Hay muchos antiguos problemas que subsisten todavía, como el ruido o el cargar cosas pesadas. En algunos casos incluso, estos viejos problemas se han incrementado. Si comprobamos los resultados de las primeras encuestas europeas con los de esta última, veremos que en 1990 el 27% de los trabajadores europeos nos decía que el ruido era un problema enorme, fundamental para ellos, mientras que en el año 2000 el número de trabajadores que se quejaba del ruido había aumentado al 39%. Ahora a los problemas tradicionales se ha añadido, o se ha agudizado, el ritmo de trabajo.

Los nuevos riesgos están originados fundamentalmente por la intensificación del ritmo de trabajo

¿Hay algún problema de salud laboral común a todos los trabajadores europeos?

Consideramos que en el sistema de salud laboral de todos los países europeos falta una consideración real de la prevención de los riesgos. El sistema de todos los países se basa demasiado todavía en el concepto de controlar y ordenar lo que hay que cambiar, pero sigue faltando la prevención. Hay diferencias entre uno y otro país, pero no son sustanciales.

Unión Europea: mortalidad por accidentes de trabajo

Tasas de incidencia x 100.000 ajustadas por edad y actividad económica

 

1996

1997 1998 1999 2000 2001
Portugal 9,8 8,3 7,7 3,1 8,0 -
Austria 6,0 5,3 5,1 5,1 5,1 4,8
España 5,9 6,3 5,5 5,0 4,7 4,4
Bélgica 5,5 3,1 3,1 3,3 3,1 3,8
Francia 3,6 4,1 4,0 3,4 3,4 3,2
Italia 4,1 4,2 5,0 3,4 3,3 3,1
Grecia 3,7 2,8 3,7 6,3 2,7 2,9
Irlanda 3,3 7,1 5,9 7,0 2,3 2,6
Finlandia 1,7 2,8 2,4 1,8 2,1 2,4
Alemania 3,5 2,7 3,0 2,4 2,1 2,0
Dinamarca 3,0 2,3 3,1 2,2 1,9 1,7
Luxemburgo - - - - 6,8 1,7
Holanda - 3,0 - 2,3 2,3 1,7
Reino Unido 1,9 1,6 1,6 1,4 1,7 1,5
Suecia 2,1 2,2 1,3 1,1 1,1 1,4

La actuación del sindicalismo español ha sido ejemplar

¿Se nota una diferencia entre gobiernos de derecha y gobiernos de izquierda, a la hora de abordar la salud laboral?

Creo que realmente es independiente del rasgo político de tal o cual gobierno europeo, la falta de una política de prevención está bastante generalizada.

¿Cómo influirá la próxima entrada a la Unión Europea de varios nuevos socios?

Los riesgos laborales en estos países en general son mayores que entre los actuales países miembros de la UE. Pero, cuidado, porque en algunos de esos países es todo lo contrario, están más desarrollados en materia de prevención que la media de los actuales miembros de la UE.

Volviendo a la situación española ¿en qué ámbitos cree que ha habido progresos en materia de salud laboral y en cuáles tenemos todavía que mejorar?

A pesar de que últimamente estamos escuchando que hay muchas muertes por accidentes laborales en España, en general el número de riesgos laborales ha disminuido estadísticamente. Hay que reconocer que el sindicalismo ha logrado progresos en temas de salud laboral y de medioambiente o en la organización del trabajo, y que el sindicalismo español ha tenido una labor ejemplar en ese sentido. Los trabajadores españoles han reconocido en las últimas encuestas que su situación ha mejorado en los últimos años. A pesar de ello considero que todavía, no sólo en España, sino a nivel europeo en general, los sindicatos deben situar la salud laboral en un lugar aún más prioritario entre sus reivindicaciones. Creo que eso falta todavía.