Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Empresas de Trabajo Temporal

Vie, 15/01/1999 - 12:19

Dossier: Empresas de trabajo temporal

tit1101.gif (1785 bytes)

tit1102.gif (2166 bytes)

 

 

 

 

 

 

María V.S. Administrativa. Valladolid.
Varios contratos a través de ETT.

­ ¿Qué te parecen las ETT?
­ Son el único medio para encontrar trabajo, manejan mucho volumen de ofertas, lo cual no hace el INEM y por eso, si no tienes nada fijo son prácticamente la única opción. Pero la verdad es que no les tengo mucha confianza porque las ofertas son de puestos sin mucha cualificación, las condiciones de contratación y de trabajo son generalmente malas. El periodo más largo que he conseguido fue cuando me contrataron para cubrir una baja y estuve casi seis meses.

­ ¿Cuál es tu experiencia personal?
­ Hay cosas buenas y cosas malas. Lo bueno cuando te contrata una ETT es que puedes establecer contactos dentro de las empresas y moverte por ellas, conoces gente y si te esfuerzas, como ya te conocen, te llaman. Yo he repetido en empresas por esa razón. Lo malo, que las condiciones salariales son más bajas. La ETT se lleva una buena parte, no tienes derecho a vacaciones y estás a entera disposición de la empresa, estás desprotegida, siempre tienes una sensación de inseguridad porque como no puedes sindicarte, las reclamaciones no existen, si te gusta bien, si no lo dejas a otra persona. Te contratan a veces por un día para hacer un inventario en unos grandes almacenes y trabajas un montón de horas, a veces los domingos, y la remuneración es bastante baja. Otras veces tienes esperanza de quedarte trabajando, digamos dos meses, pero a la semana te dicen que se acabó. Las empresas grandes lo tienen fácil porque si tienen alguna faena que necesitan sacar rápido acuden a la ETT y no tienen ninguna relación contigo.

­ ¿Vas a seguir trabajando para ETT?
­ Sí, ahora estoy en el paro y si no aparece nada más hay que trabajar en lo que una encuentre.

Juan L.M. Peón. Contratado por ETT

Me han contratado varias veces, sobre todo para hacer trabajos de construcción, que es lo que más sé hacer. La vez que más tiempo he estado trabajando como peón de albañil fueron casi tres meses. Lo peor de esto es que nunca quedan las cosas claras. En la construcción, que siempre hay problemas de accidentes, la empresa principal no se hace cargo de tu protección, tú eres un subcontratado y tienes que negociar con la ETT y los de la ETT creen que con buscarte un trabajo y pagarte ya tienen bastante. Luego sabes que estás de prestado, o sea que casi no puedes exigir porque no eres de la empresa. Nunca se sabe a quién hay que acudir cuando hay algún problema y siempre estás nervioso por eso. Una vez me contrataron sin decirme por cuanto tiempo, me dijeron: 'hasta que se termine el trabajo' y terminamos casi de noche porque querían acabarlo todo el mismo día, así que trabajamos como en una maratón.