Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Elecciones sindicales y Salud laboral: un matrimonio bien avenido

Mar, 15/04/2003 - 12:19
JAVIER TORRES

Dossier: Nuevos delegados y delegadas de prevención

REBECA TORADA
Las elecciones sindicales no son una actividad al margen de la salud laboral. Hay quienes piensan que en elecciones hay que “dejarlo todo” y dedicar todos los esfuerzos a conseguir listas y votos. Pero ni las listas ni los votos caen del cielo, sino que suelen ser el resultado de la acción y las iniciativas sindicales en muy diversos campos y también en el de la defensa de la salud de trabajadoras y trabajadores. Diversas experiencias muestran cómo la salud laboral está siendo protagonista de los últimos procesos electorales.


En Acehuche (Cáceres), cuando los compañeros de FECOMA llegaron a Minas de Alcántara tras recibir el preaviso de elecciones sindicales, observaron tal concentración de polvo que “nos asustó”, comenta Antonio Luna. Ello les animó a hablar a los trabajadores de las medidas de captación de polvo, de la silicosis y de los reconocimientos médicos para su detección precoz: “no sólo conseguimos un candidato por Comisiones, sino que además ganamos las elecciones y, lo que es más importante, los trabajadores se sensibilizaron sobre la situación que estaban viviendo”.

En la conservera cántabra, Hijos de Carlos Albo, una de las principales del sector a escala nacional, la Federación Agroalimentaria logró entrar tras un acuerdo directo con la empresa en la mesa de negociación del convenio colectivo estatal. Tras la visita y un intento de diálogo frustrado con la empresa se presentó una denuncia. “Tuvimos reuniones fuera de la empresa primero, y dentro después, para explicar todo lo que habíamos denunciado -cuenta Jesús Villar-; a la gente le pareció muy razonable, vieron que habíamos entrado en sus condiciones de trabajo, en algo que les afecta en el día a día y como resultado de todo este trabajo se formó la candidatura y obtuvimos mayoría. Se han comenzado a afiliar las trabajadoras. Anteriormente no contábamos con una sola afiliación, y una primera actuación de las tres nuevas delegadas ha sido lograr el reconocido el síndrome de túnel carpiano de una trabajadora como enfermedad profesional”.

Son sólo dos ejemplos de que cómo por medio de la salud laboral se puede entrar en las empresas en las que anteriormente no contábamos con representación sindical propia. Por el contrario, en las empresas en las ya había representación sindical de Comisiones Obreras y en las que el Comité de Salud y Seguridad tiene fuerza “el trabajo es fácil, en éstas ganar las elecciones es lo normal” tal como afirma David Verdoy de la Federación Minerometalúrgica. 

El trabajo desarrollado a través de los Planes para la Reducción de la Siniestralidad o “plan de choque” también ha favorecido el éxito electoral. Pepe Cánovas, responsable de salud laboral de la Unión Regional de Murcia de CC.OO. nos dice que “si bien en el Plan Preven comenzamos por las empresas en las que teníamos presencia, a través de las visitas iniciales empezamos a investigar aquellas en las que no estábamos. Como resultado podemos hablar de un número importante de delegados de CC.OO. elegidos en las empresas visitadas, hasta la fecha 55 sobre un total de 63, destacando un pleno al 9 en el recién estrenado comité de empresa de Artespuña, del sector de la construcción”.

Los programas específicos de salud laboral enmarcados dentro de los convenios con la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales, pueden ser una buena ocasión de contacto sindical con los trabajadores. Es la experiencia que nos transmite Quique Gómez, de FITEQA, al hablarnos de un proyecto financiado por la Fundación Nacional en el sector de Estaciones de Servicio (Gasolineras). El objetivo para este año es, a partir de una encuesta, conocer la aplicación de la Ley de Prevención y los riesgos específicos en este sector. “A su vez, el proyecto tiene como objetivos promover elecciones sindicales donde no exista representación, facilitar la próxima renovación del mandato electoral y potenciar la afiliación, como eje de nuestro trabajo sindical en la federación”, concluye Quique. 

Las visitas que realizan a las empresas los equipos de extensión con motivo de las elecciones sindicales están siendo útiles para conocer las condiciones de trabajo y el grado de aplicación de las obligaciones empresariales en materia de prevención. En Andalucía, las Secretarías de Organización y Salud Laboral han acordado incorporar una encuesta en todas las visitas que se realizan con motivo de las elecciones sindicales, en la que se sondea sobre la organización y gestión de la prevención. Cuentan con una base de datos en la que hasta el momento han incorporado 1.200 empresas y aspiran a alcanzar la cifra de 5.000. “El objetivo es doble -apunta Peio Landa- además de conocer cuestiones básicas de salud laboral, pretendemos agilizar el nombramiento del delegado de prevención. Paralelamente hemos preparado un curso de acogida de cuatro horas para ponerlo en marcha a medida que se vayan incorporando estos nuevos delegados y delegadas”. 

Más allá va la experiencia que nos transmite Jaime Huguet, de la Federación del Metal en la comarca del Barcelonés. En este caso la estrategia seguida es hablar directamente con la dirección de la empresa advirtiéndole de la necesidad de tener la representación específica de salud laboral, tal y como establece la ley, y ofreciéndoles apoyo para poner en marcha todo lo referido a la prevención de riesgos laborales. “Desde las elecciones sindicales estamos logrando que llegue información a un gran sector de pequeñas empresas donde ni las mutuas ni la propia Generalitat se han esforzado en llegar. El tema de salud laboral te da mucho más margen de maniobra, parece que vas por una vía menos traumática para el empresario, y en consecuencia, estamos viendo como aumenta el número general de delegados de prevención en toda la comarca, excepto en un municipio”.

Definitivamente, las elecciones sindicales y la salud laboral funcionan como un matrimonio bien avenido. Por muchos años.

 

 

JAVIER TORRES
A 28 de febrero se han elegido 67.325 delegados y delegadas de personal de empresas de menos de 30 trabajadores y trabajadoras. De ellos casi 28 mil, es decir alrededor de un 40%, han sido elegidos en candidaturas de CC.OO. En las de más de 30 trabajadores la cifra de delegados de CC.OO. elegidos supera los 15 mil. Casi un tercio de estos delegados y delegadas son elegidos para ejercer esta función sindical de representación de los trabajadores por primera vez.

Con estos resultados CC.OO se perfila como el sindicato que cuenta con la confianza de un mayor número de personas trabajadoras. Por Comunidades Autónomas los datos reflejan que seguimos siendo el primer sindicato con gran diferencia en Madrid, Castilla La Mancha y Cataluña. Y hemos avanzado hasta ponernos en cabeza en el País Valenciano, Andalucía y Castilla y León. Seguimos siendo el primer sindicato en el metal y hemos vuelto a ganar en el sector financiero.

En otro orden de cosas, se constata un aumento significativo de la presencia de jovenes y mujeres en las listas.