Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

El salario del miedo. Informe de la federación de comunicación y transporte de CC.OO.

Dom, 15/07/2001 - 12:19
MANUEL DEL ÁLAMO

Condiciones de trabajo

MANUEL DEL ÁLAMO

En un sombrío y bronco relato de George Ar-naud, El salario del miedo (1952), se cuenta la historia de unos camioneros a los que se les contrata para un trabajo suicida: conducir un camión cargado de nitroglicerina a lo largo de 300 kilómetros. El libro conserva hoy toda su fuerza y puede servir de prólogo a esta incursión sobre los riesgos de los conductores profesionales.

En nuestro país existen cerca de un millón de conductores profesionales. Dos terceras partes son autónomos y el resto asalariados. De las 5.738 víctimas mortales registradas en 1999 en las carreteras 396 eran conductores profesionales. En cada accidente de tráfico en el que ha fallecido o ha resultado herido un conductor hay un accidente laboral que, sin embargo, no se contabiliza como tal. El Ministerio de Trabajo tampoco computa como accidentes de trabajo las víctimas mortales correspondientes a los trabajadores autónomos del sector de carretera. Son auténticos 'desaparecidos', muertos mientras trabajaban que no constan en ninguna parte.

Los factores que hacen de la carretera un sector tan peligroso guardan relación, en primer lugar, con la jornada laboral. Según la legislación vigente en el transporte por carretera es legal realizar hasta 10 o 12 horas de conducción efectiva en un día, lo que lleva a jornadas de hasta 65 horas en una semana, además de realizar otros trabajos auxiliares en tiempo adicional. En la práctica son habituales las jornadas semanales de 70 u 80 horas. Los 'fallos humanos' que se aducen para explicar la siniestralidad en carretera están provocados muchas veces por la fatiga.

Reducir la jornada laboral y una remuneración adecuada son dos de los ejes para atajar estas escandalosas cifras de muertos y heridos y dignificar una profesión para que ningún conductor tenga que afirmar como uno de los personajes de Arnaud 'si todos los tipos que querían este trabajo hubieran sabido de qué se trataba en realidad, no se habrían sentido tan tristes por no conseguirlo'.enegra.gif (133 bytes)


En el informe se destaca como conclusión que los accidentes laborales más graves, o con resultado de muerte, tienden a ocurrir fuera del centro de trabajo: casi el 50% de muertos en accidente laboral se produjo debido a siniestros relacionados con la conducción.

En cifras absolutas se produjeron 39.770 accidentes de tráfico con víctimas cuyo motivo de desplazamiento era laboral, lo que supone un 40.7% sobre el total de víctimas en carretera. De éstos, 974 fallecieron: 635 mientras desempeñaban su trabajo ('in labore') y 339 mientras se desplazaban desde o hacia su trabajo ('in itinere'). Incorporando a los trabajadores autónomos, se estima en un 49,5% el peso de la mortalidad vial y laboral sobre la mortalidad laboral global.

La Federación de Comunicación y Transporte (FTC-CC.OO.) apunta tres tipos de factores que provocan esta situación: los derivados de la organización del trabajo (ritmos y cargas de trabajo, excesivo número de horas, fatiga), factores derivados del modelo productivo (aumento del sector servicios, trabajo en diferentes centros, movilidad inducida) y factores derivados del modelo territorial y de transporte (segregación de las zonas de residencia de los lugares de producción, uso masivo del vehículo privado y falta de un transporte público adecuado).

Se puede consultar el informe con más detalle en la página web de ISTAS (www.istas.ccoo.es)