Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Luces y sombras de una ley

Jue, 15/10/2015 - 12:20
VICENTE LÓPEZ
Dossier

Este año se cumplen 20 años de la aprobación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Veremos en este dossier cómo se fraguó esta ley y, sobre todo, recalcaremos los límites que muestra desde diversas perspectivas. No fue la ley soñada por las Comisiones Obreras, pero creó un marco regulador que ha sido esencial para, sobre todo, el impulso de las acciones preventivas en las empresas. Si bien, desde una perspectiva de salud pública, la norma, dado el proceso de precarización del mercado de trabajo (desempleo, falsos autónomos, rotaciones de plantilla, subcontratación, facilidades para el despido, temporalidad, tiempo parcial…) y el marco productivo en el que se ha especializado la economía española (microempresa, sectores de bajo valor añadido...), ha tenido efectos mucho más limitados para la mejora global de la salud de los trabajadores y las trabajadoras. La ley nos abrió la posibilidad de actuar, pero solo en el seno de las empresas, especialmente en aquellas de mayor tamaño. Mejoró, desde luego, las posibilidades de acción, aunque, como veremos en estas páginas, dejó abiertas demasiadas puertas para que, incluso en el seno de las empresas, se pudieran escatimar esfuerzos en la prevención de los riesgos que sufren los trabajadores y las trabajadoras.

Es evidente, que el impulso para una mejora de la salud de los trabajadores se ha ido desvaneciendo. El marco laboral, productivo e institucional existente cercena el alcance de una normativa, que, a pesar de sus limitaciones, supuso en aquellos años un impulso para prevenir los riesgos que conlleva el puesto de trabajo.