Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Lo verde ha de ser sano

Mar, 15/10/2013 - 12:19
VICENTE LÓPEZ
Dossier

verdeLa Unión Europea (UE) ha asumido el compromiso de reducir en un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero, aumentar un 20% la eficiencia energética e incrementar un 20% la cuota de mercado de las energías renovables para 2020 (Comisión Europea, 2010). La sola consecución de los objetivos relativos a las energías renovables y la eficiencia energética tiene el potencial de crear, según las estimaciones realizadas, más de un millón de nuevos puestos de trabajo en Europa. En estudios recientes, ISTAS ha estimado que en España podían crearse más de 124.000 empleos directos en energías renovables en 2020 y 14.000 más si se implantara un sistema integrado de retorno de envases.

Ahora bien, con los empleos verdes no puede suceder lo que tantas veces hemos visto en el ámbito de la salud laboral: políticas y prácticas que solo se elaboran como reacción a problemas ya existentes. Por eso consideramos un instrumento especialmente valioso el informe elaborado por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo que se ha centrado, precisamente, en la predicción de los riesgos laborales a los que estarán expuestos los trabajadores de sectores calificados como empleos verdes en 2020.

La segunda estrategia de la Unión Europea para la seguridad y salud en el trabajo, para el período 2007-2012 (Comisión Europea, 2007), hacía especial hincapié en los "riesgos ligados a las nuevas tecnologías" como un área en la que debería reforzarse el estudio y la prevención de los riesgos asociados. En esa área se encuentran muchos de los sectores generadores de lo que se llama empleos verdes y hemos querido acercar a ellos nuestra lupa.

Nuestro objetivo es sensibilizar a los trabajadores y las trabajadoras, sus representantes y los responsables de salud laboral, tanto en instituciones privadas como públicas, de la necesidad de adelantarnos a los problemas y contribuir al crecimiento de una nueva economía verde, en la que la improrrogable sostenibilidad medioambiental de nuestro sistema productivo se construya desde la mejora de las condiciones de vida y de trabajo, y en especial desde la salud de los trabajadores y las trabajadoras. Porque lo contrario, sencillamente, no es admisible, ni verde.