Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

La experiencia de Quebec

Mar, 15/04/2008 - 12:20
PEX
Dossier

Autores como Marie St-Vincent, Georges Toulouse o Marie Bellemare han descrito en diferentes ocasiones una experiencia, particularmente interesante, compuesta por un buen número de intervenciones para la prevención de riesgos de trastornos osteomusculares en empresas de la provincia canadiense de Quebec. Todas ellas comparten una misma forma de entender la ergonomía participativa.

Aunque el objetivo específico de todas estas intervenciones ha sido la reducción de las lesiones osteomusculares, se ha perseguido también una mejora global de las condiciones de trabajo incluyendo elementos de seguridad, de calidad y de producción.

"En la identificación de los factores de riesgo se ha buscado una comprensión global de la actividad del trabajo -explican sus protagonistas- dando una especial importancia a la identificación de los determinantes de los factores de riesgo, sobre los que es necesario actuar para solucionar los problemas. Finalmente, hemos desarrollado un procedimiento de acompañamiento por el ergónomo que hace de nuestro enfoque un proceso de formación continua en el que los actores van adquiriendo competencias en ergonomía al tiempo que varian sus percepciones del trabajo".

Participación de los actores

En general, estas experiencias han dispuesto de dos estructuras de intervención. Un grupo coordinador que tiene por objetivo pilotar la intervención y uno o más "grupos ergo" con el encargo de participar en el análisis de las situaciones de trabajo y la implantación de los cambios.

Los Grupos Ergo se constituyen agrupando competencias diferentes y complementarias: trabajadores o mandos, técnicos de la empresa, prevencionistas, etc. El número de participantes varía de tres a seis y la composición no tiene por qué ser paritaria. Los participantes se forman, con ayuda del ergónomo, en los conceptos y métodos de la ergonomía y se implican activamente en el análisis de las situaciones de trabajo desarrollando observaciones, entrevistas, análisis de registros en video, simulaciones, etc.

El comité de pilotaje juega un papel de conexión entre el ergónomo, los Grupos Ergo y la dirección. Está formado por representantes clave de la dirección, de los trabajadores y de los Grupos Ergo o de los servicios técnicos de la empresa o del Comité de Seguridad y Salud. Tiene capacidad de decisión sobre los objetivos de la intervención y su desarrollo.

Implicación de los trabajadores

¿Cómo hacer participar al conjunto de los trabajadores de la empresa? Según este grupo de ergónomos canadienses es fundamental, en primer lugar, informarles al comienzo de la intervención de forma oral o escrita y desarrollar acciones informativas durante su curso. Especial atención merecerán los trabajadores directamente afectados. Estos pueden ser entrevistados, filmados en su actividad (con su consentimiento) o formar parte del Grupo Ergo para el análisis de la situación de trabajo, la búsqueda de soluciones o en la simulación de las mismas con prototipos.

Formación

Los participantes reciben formación en diferentes aspectos necesarios para el desempeño de su trabajo como nociones sobre las lesiones osteomusculares (atomía y fisiología, factores de riesgo, determinantes) conceptos básicos de ergonomía, procedimientos de análisis, funciones del grupo Ergo y papel del ergónomo. Esta formación se desarrolla como formación-acción en estrecha relación con la investigación de los problemas a resolver. Es a través del análisis de las situaciones de trabajo como se realiza el aprendizaje.

La acción sobre las situaciones de trabajo

El proceso comienza con el análisis del trabajo y sigue con la búsqueda de soluciones, la implantación de los cambios y el seguimiento de las transformaciones realizadas.

Para identificar los riesgos de lesiones osteomusculares se pueden utilizar varias fuentes de información. Las estadísticas de la empresa (de accidentes y de enfermedades) pueden indicar que ciertas ocupaciones o puestos de trabajo tienen una alta incidencia de lesiones osteomusculares.

"Estos datos son un punto de partida -señalan los promotores de las experiencias- pero es importante validarlos con los actores claves de la empresa por varias razones. En primer lugar, porque las lesiones osteomusculares son generalmente el resultado de una exposición prolongada a factores de riesgo y, por tanto, la ocupación en el momento de la declaración no tiene por qué ser necesariamente la que más ha contribuido a la lesión. Además, los cambios en la tecnología y los continuos cambios organizacionales en la empresa pueden crear una distorsión en los datos: los puestos de trabajo han podido ser modificados de forma que los riesgos presentes en un determinado momento no son los actuales. Finalmente, una ocupación suele comportar varias situaciones de trabajo diferentes y eso hace necesario un buen conocimiento del trabajo para hacer la elección. Por lo demás, en muchas empresas estos datos son prácticamente inutilizables, sobre todo porque no todas las lesiones osteomusculares se declaran como tales. No obstante, puede ser útil efectuar observaciones sumarias para completar los datos estadísticos".

Los factores de riesgo

Esta etapa se basa en las entrevistas a personas conocedoras de la situación a estudiar. Se trata de documentar la situación de trabajo: características de la población, lesiones o dolencias debidas al trabajo, equipos, máquinas y herramientas que se utilizan, dificultades de las tareas, condiciones que hacen el trabajo más difícil. Se procede a una división de las principales operaciones y para cada operación se caracterizan los factores de riesgo (gestos, posturas, fuerza ejercida...) con la ayuda de una plantilla. La información obtenida de las entrevistas permite establecer un plan de observación de los trabajadores y de las condiciones de producción. Los registros en video se realizan para hacer un análisis detallado. Los riesgos de accidente y todas las dificultades declaradas por los trabajadores son integradas en las operaciones correspondientes.

Los determinantes

Una vez identificadas y caracterizadas las operaciones de mayor riesgo, es el momento de dilucidar qué condiciones contribuyen a la presencia de los factores de riesgo y, por tanto, los cambios necesarios a introducir en los equipos y herramientas, el mantenimiento, los procedimientos, la organización del trabajo o la forma de realizar las tareas.

La experiencia muestra que es difícil para los miembros del Grupo Ergo separar la identificación de los factores de riesgo de la investigación de los determinantes. Así, la discusion sobre los factores de riesgo se desarrolla de forma natural alrededor de sus causas e incluso de los cambios necesarios para solucionar el problema.

El ergónomo suele tener que ayudar al grupo para que éste no limite su análisis a las causas más inmediatas. Por ejemplo, se identifica que la fuerza a ejercer es importante porque la herramienta no está en buen estado. Pero ello es debido a que el mantenimiento no es el adecuado y esto es así porque nadie ha advertido que la herramienta tenía un problema. "Y aquí surje una dificultad -explican los ergónomos canadienses- cuanto más nos alejamos de la situación concreta de trabajo en la búsqueda de determinantes, el proceso de cambio (la solución) sera más complejo". En la medida en que los determinantes tengan más que ver con la organización del trabajo, mayor sera el número de actores implicados para llevar a cabo las transformaciones.

El desarrollo de soluciones

El método utilizado para la búsqueda de soluciones es la tormenta de ideas, ejercicio en el que los miembros del Grupo Ergo han de enunciar, en un primer momento y sin ningún tipo de censura, las posibles soluciones y cambios necesarios para mejorar la situación de trabajo. Después se desarrollará una discusión sobre las ventajas y desventajas de cada una de las propuestas que permitirá elegir las más pertinentes. A continuación se establece un plan de acción para concretarlas, distinguiendo entre medidas a corto, medio y largo plazo.

Antes de implantar un cambio se procederá a ensayarlo con maquetas o prototipos que permitan identificar dificultades y corregir los planes. "En este momento la participación desborda al Grupo Ergo -afirman- y debe extenderse al conjunto de personas afectadas por los cambios. Será la ocasión para afinar algunas soluciones o verificar qué repercusiones pueden tener los cambios en otros puestos de trabajo que pueden verse afectados".