Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Desempleo y salud

Lun, 15/10/2012 - 12:20
FERNANDO RODRIGO
Dossier

El riesgo no reconocido para la salud pública

Decir que el paro constituye actualmente el principal problema social y la principal preocupación de las personas no es ninguna novedad, así viene siendo reconocido en todos los estudios de opinión y así se percibe en todas las conversaciones y estados de ánimo individuales y colectivos. Encontrar esa preocupación y ese problema social entre las prioridades reales de la acción política del Gobierno es otro cantar.

desempleoLas personas sin trabajo son ya una de cada cuatro y, entre los jóvenes, el paro supera el 52%. Son cifras sin parangón en Europa y, desgraciadamente, siguen al alza sin que existan políticas decididas y eficaces para atajarlas.

La austeridad que nos gobierna desde la radicalidad ideológica más neoliberal y conservadora agrava mes tras mes la situación y dobla la dosis hasta matar al enfermo. El desempleo masivo tiene muchos efectos para las personas que lo sufren "los más graves y directos" y también para el conjunto de las sociedades, que se tornan más desiguales, injustas e inseguras.

Desde el punto de vista de la salud podemos afirmar que el desempleo constituye el principal problema de salud pública que hoy tiene nuestro país. Existen multitud de estudios e investigaciones que ponen de manifiesto los efectos que tiene para la salud perder el empleo y no encontrar otro, o la simple expectativa o amenaza de perderlo. Son efectos físicos y mentales que pueden acortar la esperanza de vida y disminuyen su calidad. Afecta a aspectos tan esenciales y básicos para la autodeterminación de las personas como son la seguridad, la previsibilidad, la certidumbre, la autoestima o la propia realización personal.

Pero todo esto se agrava mucho más cuando a las personas paradas se las criminaliza y, en alguna medida, se las responsabiliza de su propia situación. El Gobierno y los portavoces de la CEOE en multitud de ocasiones manifiestan velada o claramente argumentos acerca del desincentivo que supone, para la búsqueda activa de empleo, la prestación por desempleo. Vuelven a insistir en lo cómodo que resulta estar parado. Qué poca experiencia tienen al respecto, qué poco conocen acerca de lo que realmente supone estar parado, de cómo se deteriora la situación mental y física y de cómo se cae en la escala social.

Desde el punto de vista de la salud laboral, el desempleo masivo y la amenaza de sufrirlo constituyen hoy uno de los problemas más relevantes. Hemos querido abordarlo "desde los propios testimonios de las personas afectadas y de los expertos en la materia" para conocer los efectos en su salud y en el aumento de las desigualdades sociales. Creemos que es ineludible visibilizarlo y contribuir a generar el estado de opinión social que ponga la lucha contra el desempleo y la protección de las personas que lo sufren en el primer lugar de las políticas públicas de nuestro país.