Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Accidentes de tráfico relacionados con el trabajo

Dossier: Accidentes de tráfico relacionados con el trabajo
Vie, 15/07/2005 - 12:19
FERNANDO RODRIGO
Dossier

Los accidentes de tráfico suponen el mayor porcentaje de los accidentes mortales y graves en el trabajo. Más de un tercio de los accidentes mortales en jornada de trabajo están directamente relacionados con el tráfico y casi el 90 % de los accidentes in itinere también lo están. Es, además, un porcentaje que no para de crecer en los últimos años, suponiendo actualmente el 52% de las muertes derivadas del trabajo, lo que significa más de 500 muertes anuales.

En los accidentes "en misión", es decir, en desplazamientos dentro de la jornada de trabajo, hay muchas posibilidades de hacer prevención puesto que desde la propia dirección empresarial se puede incidir mediante una organización más adecuada del trabajo. La fatiga, el ritmo de trabajo, el sistema de remuneración o, en ocasiones, el tipo de vehículo, son factores claramente relacionados con las condiciones de trabajo y determinados por la empresa. El servicio de prevención debe tenerlos en cuenta en la evaluación de riesgos y en las propuestas de mejora. Seguir aduciendo que no hay relación con las condiciones de trabajo y que por tanto nada se puede hacer, es propio de quien tiene una visión reducida y sesgada de la prevención.

Lo mismo se puede decir de los accidentes in itinere al ir o volver del trabajo. Los trabajadores no eligen el emplazamiento de sus empresas. En el actual modelo urbanístico y productivo existe una creciente segregación de espacios, y las personas viven a bastante distancia de donde trabajan. En la mayor parte de las ocasiones no existe transporte público a los polígonos industriales ni las empresas cuentan con transporte propio, con lo que los trabajadores han de utilizar sus propios medios. Ello implica que a la jornada de trabajo, en ocasiones de más de 10 horas, hay que añadirle largos desplazamientos en carreteras colapsadas y no siempre en buen estado. Son condiciones que favorecen los accidentes.

Faltan estudios que evalúen la magnitud del problema de manera que no queden accidentes laborales solapados en las ya de por sí dramáticas cifras de los accidentes de tráfico. Estudios que permitan conocer con precisión las circunstancias concretas en que los accidentes "en misión" o in itinere se producen, para, a continuación, sacar conclusiones y desarrollar las estrategias preventivas adecuadas. Mientras tanto, no nos podemos quedar cruzados de brazos y menos aún cuando las estadísticas revelan que, mientras los accidentes de tráfico en general descienden, la proporción de estos accidentes relacionada con el trabajo va en aumento. No se puede aceptar la inacción basada en la incidencia de factores no controlables por las empresas, y la prueba es que ya se conocen experiencias donde la prevención o la adopción de determinadas medidas, a veces coordinadas desde distintos frentes, ha reducido de forma significativa este
tipo de accidentes.