Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Nuevas herramientas para prevenir las exposiciones a fármacos peligrosos y citostáticos

Dom, 15/01/2017 - 12:19
​​​​​​​IRENE ÁLVAREZ* Y ÓSCAR BAYONA
Condiciones de trabajo

Hace un año informábamos, en el número 71 de pEx, de la acción sindical para prevenir la exposición a fármacos peligrosos y citotóxicos desplegada por CCOO en el Hospital La Fe de Valencia y del impulso a la campaña “Cáncer Cero” en Sanidad. En los últimos meses se han producido iniciativas oficiales que refuerzan nuestra posición y nos abren nuevas vías para prevenir este tipo de exposiciones.

Desde la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO se lleva años trabajando y visibilizando los peligros del trabajo con medicamentos peligrosos, no solo los citostáticos, también aquellos fármacos de uso común en los centros sanitarios de los cuales se desconocía su peligrosidad y las medidas de protección tanto colectivas como individuales.

A raíz del grave caso de manipulación inadecuada de fármacos, algunos de ellos con efectos carcinógenos, mutágenos y teratógenos, denunciado por la sección sindical de CCOO en el Hospital La Fe de Valencia, se desarrolló una campaña de ámbito estatal de información y recogida de datos para hacer una aproximación a la realidad a través de nuestros delegados y delegadas de prevención en los comités de seguridad y salud y con el objetivo de proponer medidas para eliminar o controlar este tipo de exposiciones.

Una de las principales dificultades que nos encontramos en este periodo es la inexistencia de fichas de datos de seguridad de los fármacos, al situar el Reglamento REACH a los medicamentos entre las excepciones para la obligación de elaborar dichas fichas. Las fichas con las que contábamos describían los efectos de las dosis terapéuticas administradas a los pacientes, pero no recogían los de las dosis laborales, mucho más bajas pero continuadas en el tiempo, ni las medidas preventivas asociadas. Las únicas alternativas de las que disponíamos para paliar esta deficiencia eran la versión de 2014 de la “Lista de antineoplásicos y otros fármacos peligrosos en instalaciones sanitarias” de la NIOSH estadounidense y algunos documentos como las “Notas técnicas de prevención sobre citostáticos”.

En septiembre de 2016 se ha dado un paso adelante con la publicación por parte del INSHT del documento técnico “Medicamentos peligrosos. Medidas de prevención para su preparación y administración”. El documento supone una revisión de la documentación existente en la materia y del listado de la NIOSH de 2014 teniendo en cuenta la realidad del mercado farmacéutico español, así como una descripción de los efectos de los principios activos y un listado de medidas preventivas específicas para cada uno de ellos. Inmediatamente, la Federación de Sanidad y Servicios Sociales de CCOO distribuyó copias entre sus secciones sindicales para su remisión a los comités de seguridad y salud con el fin de que se implementaran sus contenidos en la planificación preventiva de sus centros.

Aunque en los escasos meses transcurridos desde su publicación tan solo se han convocado un número limitado de comités de seguridad y salud, la acción llevada a cabo por CCOO está empezando a dar sus frutos. En el ámbito de la Comisión Sectorial de Seguridad y Salud de la Consellería de Sanitat Universal i Salut Pública de la Generalitat Valenciana se han elaborado dos procedimientos para la manipulación de los fármacos, dentro y fuera de las unidades de farmacia, que serán de aplicación a todos los departamentos de salud de la Comunidad Valenciana. Además estamos participando en la elaboración de una guía de buenas prácticas en la preparación de fármacos en farmacia, en el que se recogen las medidas de seguridad de las instalaciones que deben tener las unidades de farmacia (salas blancas y cabinas de seguridad). CCOO presentó un escrito a la Consellería para que se incorporaran las recomendaciones del documento técnico de INSHT a estos procedimientos, algo que ya ha sucedido y que se habrá sometido a votación en el momento de la publicación de este artículo, aunque nos consta que en algunos de los departamentos, los que presentaban mayores deficiencias, se está avanzando en las medidas contenidas en el documento. En el Servicio de Salud de Castilla y León, SACYL, la información de la publicación del documento está llegando a todos los trabajadores y trabajadoras, se han registrado, tanto en el comité intercentros como en los comités de seguridad y salud de las 11 áreas sanitarias, las propuestas de implantación de las medidas preventivas contenidas en el documento, al igual que está sucediendo en Canarias, Extremadura o Madrid. Pero, incluso, ya se está logrando la sustitución de algunas presentaciones más peligrosas de algunos principios activos por otras con menos riesgos, como ha sucedido en el Área 9 del Sistema Murciano de Salud con la risperidona en gotas y el acetato de megestrol granulado (en sobres) que han pasado a administrarse en comprimidos.

Y otra novedad que también abre nuevas perspectivas en esta materia es la aprobación, por parte del Parlamento Europeo el pasado abril, de un listado con 11 recomendaciones para la prevención de la exposición laboral a fármacos citotóxicos y peligrosos, que posteriormente ha recogido y ampliado en el documento “Preventing occupational exposure to cytotoxic and other hazardous drugs”, publicado en octubre.

Las recomendaciones, dirigidas a la Comisión Europea y a los Estados miembros, no solo reconocen la existencia y la gravedad del riesgo para los trabajadores sanitarios europeos, sino que constatan la falta de legislación y estrategias a largo plazo comunes que garanticen la sostenibilidad y la resiliencia de los sistemas sanitarios europeos. Por este motivo, el Parlamento Europeo insta a la adopción de unas políticas y una legislación armonizadas que tengan en cuenta la amplia gama de profesionales afectados, las diferentes vías de exposición, el abordaje de las enfermedades profesionales derivadas de estas exposiciones, los equipos de protección necesarios, la información y formación adecuada de los sanitarios, las medidas higiénicas y la vigilancia de la salud de los trabajadores. Además, las recomendaciones indican que para el cumplimiento de estos objetivos la Comisión y los Estados deberán tener como referencia los estándares de manejo seguro de citotoxicidad marcados por la Sociedad Internacional de Profesionales de Farmacia Oncológica (ISOPP), y promover el uso de dispositivos. También destaca la promoción del uso de dispositivos de transferencia con sistema cerrado (CSTD, por sus siglas en inglés), equipos que aíslan de forma mecánica las sustancias del ambiente en el momento de la administración del fármaco y que garantizan la protección del trabajador.

Desde la Confederación de CCOO y la Federación de Sanidad y Servicios Sociosanitarios nos hemos dirigido al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad solicitando una reunión para conocer de primera mano cuáles van a ser las iniciativas que van a poner en marcha para cumplir con estas recomendaciones, tanto en lo referente a la Comisión Europea como a nivel estatal en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, así como trasladar nuestra experiencia de la realidad cotidiana de los centros sanitarios y las propuestas que, a nuestro juicio, se deberían incorporar en una estrategia de prevención de exposiciones a fármacos peligrosos y citotóxicos. Y teniendo en cuenta que las competencias sanitarias están transferidas a las comunidades autónomas también tenemos previsto dirigirnos a las Consejerías de Sanidad, a las que además requeriremos la incorporación de los contenidos del documento técnico del INSHT en la planificación preventiva de sus respectivos Sistemas Públicos de Salud.

En definitiva, en los últimos meses se ha abierto un escenario que permite afrontar en profundidad y de manera integral un riesgo laboral grave, pero hasta el momento poco visibilizado, y que está requiriendo el despliegue de la acción sindical de CCOO de manera coordinada a múltiples niveles: los que van desde las instituciones europeas hasta los centros de trabajo.

*Irene Álvarez es secretaria de Salud Laboral de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO.