Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Algunos datos estadísticos. ETT, salud laboral y formación

Vie, 15/01/1999 - 12:19

Dossier: Empresas de trabajo temporal

 

Una encuesta promovida por ISTAS en 1988 sobre una muestra de 800 empresarios, proporciona algunos datos estadísticos sobre la realidad de las ETT que invitan a la reflexión. Son estos:

Las empresas medianas y sobre todo las grandes son las mayores usuarias de trabajadores de ETT. Así, en el global de la muestra un 7% aproximadamente de las empresas manifestaron haber contratado trabajadores a través de Empresas de Trabajo Temporal. Sin embargo, este porcentaje aumenta hasta alrededor de un 49% en empresas de entre 50 y 500 trabajadores y supera el 50% de las empresas con plantillas superiores. Las de menos de seis trabajadores que han recurrido alguna vez a una ETT no van mucho más allá de un 5%. También destacan por la utilización de trabajadores de ETT las empresas con más de 1.000 millones de facturación. Es decir, las ETT son un importante mecanismo de contratación de la mayor parte de las grandes empresas.

La presencia de trabajadores procedentes de ETT aparece claramente vinculada a actividades de riesgo. Las empresas clasificadas como de alto riesgo, de acuerdo con el Anexo I del Reglamento de los Servicios de Prevención, contratan cuatro veces más trabajadores de ETT que las consideradas de bajo riesgo. Por otra parte en el sector de la construcción, un 16% de las empresas consultadas afirman recurrir a ETT frente al 13% en servicios o el 7% en la industria. Ser trabajador de ETT parece, pues, que conlleva una mayor probabilidad de tener que realizar tareas de riesgo.

Casi la mitad de las empresas que emplean trabajadores de ETT (47,5%) desconocen el nivel de formación preventiva de los mismos, un 36,1% declara que no han recibido ningún tipo de formación al respecto y solamente en un 16,4% de los casos tienen constancia de que los trabajadores habían recibido previamente alguna formación en salud y seguridad. Si juntamos esto con el punto anterior, la conclusión parece clara: la asignación de tareas de riesgo sin una adecuada formación garantiza una mayor probabilidad de accidentes a los trabajadores procedentes de ETT.