Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Acoso moral en el trabajo: más de un millón y medio de personas afectadas

Dom, 15/07/2001 - 12:19
REBECA TORADA

Dossier: Riesgos psicosociales en el trabajo

REBECA TORADA

'Comportamiento negativo entre compañeros o entre superiores e inferiores jerárquicos, a causa del cual el afectado/a es objeto de acoso y ataques sistemáticos durante mucho tiempo, de modo directo o indirecto, por parte de una o más personas, con el objetivo y/o el efecto de hacerle el vacío'. Así se ha definido en la Unión Europea, en mayo de este mismo año, el fenómeno mobbing o acoso moral en el trabajo.

La estrategia consiste en ir desgastando psicológicamente a la persona hasta conseguir que se excluya. Para ello se utilizan tácticas muy variadas, que van desde negar el acceso a la información y los recursos necesarios para el desarrollo de las tareas, hasta el aislamiento y la agresividad verbal. Los estudios internacionales describen al agresor como un 'psicópata, mediocre profesional que no experimenta sentimientos de culpa y funciona por envidias y complejos; en ocasiones actúa al amparo de una mala organización de la empresa. El hostigado aparece como persona brillante, trabajadora, honrada y solidaria'.

Cerca de 1.700.000 trabajadores y trabajadoras se consideran víctimas de acoso laboral según los datos de la investigación 'Violencia en el entorno laboral', realizada por la Universidad de Alcalá de Henares y dirigida por Iñaki Piñuel. Según una encuesta europea, publicada por la OIT el pasado diciembre, hay más mujeres afectadas que hombres y los sectores más tocados son la Administración Pública y la hostelería. Algunos autores apuntan la especial situación de riesgo de las trabajadoras y trabajadores inmigrantes en trabajos más o menos ilegales.

Durante estos últimos meses el acoso moral está siendo objeto de debates en muy diversos foros: proliferan artículos y noticias sobre el tema en los medios de comunicación; se dictan sentencias en las que se reconoce el origen laboral de los daños a la salud ocasionados por el mobbing, entendiendo que las lesiones psicológicas deben incluirse en el amplio concepto de accidente laboral; se están presentando iniciativas legislativas que reclaman la inclusión del acoso moral como enfermedad profesional y que su práctica sea objeto de sanción. En nuestro país la iniciativa ha sido presentada por el grupo PSC-CpC al Parlamento Catalán y al Congreso de los Diputados, mientras que en Francia va incluida en la Ley de Modernización Social del gobierno de Jospin.

Los delegados y delegadas de prevención deberemos estar atentos a estas nuevas situaciones de riesgo y prepararnos para hacerles frente mediante la acción sindical. La experiencia relatada en estas mismas páginas es un buen referente.