Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Prevención del riesgo químico sin tener valor límite de exposición

Eficacia de la acción sindical en condiciones adversas
Dom, 15/10/2006 - 12:19
MANOLO BARROSO
Acción sindical

Continental Industrias del Caucho S.A. es una empresa dedicada a la fabricación de piezas de accesorios para automóvil, situada en Coslada (Madrid). Procopio Martínez y Fernando Guerrero, delegados de prevención de COOO se han tenido que emplear a fondo y continúan haciéndolo para cambiar y mejorar las condiciones de trabajo en su empresa. Consiguieron la sustitución del tricloroetileno, han paralizado la actividad de la contrata de limpieza y mantenimiento por riesgo grave e inminente después de que tres trabajadores tuvieran diversos traumatismos por caída en altura, ahora siguen implicados en disminuir los riesgos por exposición a sustancias químicas.

Es manifiesta la exposición de trabajadores a agentes químicos en la empresa. En determinados puestos de trabajo se da la presencia de ácido clorhídrico, ácido fluorhídrico y ácido fosfórico, productos que requieren de unas medidas de prevención que los delegados de prevención han venido reiteradamente solicitando a la empresa sin que ésta atendiera ninguna de las peticiones. Con el apoyo de la estructura sindical de FITEQA, la federación de industrias químicas de CC.OO., y el asesoramiento técnico de la Secretaría de Salud Laboral de CCOO de Madrid, la presión sobre la empresa para mejorar las cosas se ha intensificado. 

Hace dos años los delegados de prevención acudieron al Gabinete de asesoramiento del sindicato para informarse acerca del uso de un producto que se utiliza para la limpieza de componentes y piezas metálicas denominado ABZOL y que al ser trasvasado les producía a los trabajadores irritación en los ojos y la garganta. La empresa en ningún momento había informado acerca de dicha sustancia, de sus efectos y de las medidas preventivas a adoptar. Tampoco se habían realizado mediciones ambientales en la empresa para determinar el nivel de exposición. Todo ello contribuyó a generar preocupación y malestar en los trabajadores y provocó la intervención del sindicato. 

Una denuncia del sindicato obliga a evaluar la exposición 

Asesores sindicales del Gabinete de Salud Laboral de CCOO de Madrid visitaron las instalaciones de la empresa y observaron los procedimientos de trabajo, así como la revisión de las evaluaciones de riesgo y del plan de prevención y plantearon a la empresa la necesidad de adoptar medidas preventivas.

Ante la pasividad e inoperancia de la empresa, los trabajadores reclamaron una actuación más contundente y se interpuso la pertinente denuncia en la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Madrid por la conducta general de la empresa en cuanto al incumplimiento de las normas en materia de prevención de riesgos laborales y la inobservancia de las reiteradas propuestas realizadas por los delegados de CCOO. El resultado de las actuaciones practicadas fue el requerimiento de que en un plazo no superior a tres meses, se realizaran las oportunas mediciones por el Servicio de Prevención en todos los ámbitos en que se encuentre presente el producto ABZOL.

¿Qué hacer con un producto para el que no existen valores límite?

El problema se planteaba desde el momento en que el producto en cuestión no aparecía en el listado español de límites de exposición a agentes químicos, ni en los T.L.V. o valores límite norteamericanos. En estos casos, se ha de acudir necesariamente a la ficha de seguridad del producto dónde, entre otras recomendaciones, se establece el límite de exposición ambiental recomendado por el fabricante. En este caso el límite propuesto era de 25 ppm, cuando en ocasiones se habían llegado a medir hasta 100 ppm, es decir cuatro veces más de lo recomendado.

La empresa se limitaba a proveer a los trabajadores de los equipos de protección individual (máscaras, gafas y guantes), pero nosotros solicitamos que de manera inmediata se adoptaran también medidas colectivas y que se cumplieran estrictamente las instrucciones del fabricante, en especial en lo referente a la protección del sistema respiratorio, ojos, manos y ropa de trabajo. Actualmente los delegados de prevención están exigiendo la sustitución del producto por otro menos peligroso.

La intervención frente a este problema, ha llevado a promover el levantamiento de un acta por infracción grave en materia de prevención y a solicitar una auditoría sobre la gestión preventiva que se realiza en la empresa.

Los delegados de prevención, a partir de la actuación frente a un problema concreto y con el asesoramiento del sindicato, están tomando la iniciativa para intervenir sobre el conjunto de los problemas y las acciones preventivas. 

MANOLO BARROSO. Técnico del Gabinete de Salud Laboral de la Unión Sindical de CCOO de Madrid

Reino Unido: iniciativa sindical para vincular el absentismo con los riesgos laborales

Una encuesta realizada en colaboración con el sindicato mayoritario del sector público en Gran Bretaña (UNISON), muestra que las estrategias para luchar contra el absentismo laboral únicamente se basan en políticas punitivas, no tienen en cuenta las condiciones de trabajo y se gestionan al margen de las políticas de salud y seguridad, sin tener en cuenta la experiencia de los delegados de prevención.

Investigadores de la Escuela de Dirección de Empresas de la Universidad de Bradford han realizado el análisis preliminar de las respuestas emitidas por los 834 delegados de prevención encuestados, y los resultados muestran que las políticas frente al absentismo se basan en un enfoque totalmente reactivo: "castigar a los trabajadores de baja en lugar de identificar y remediar las causas o mejorar la asistencia". Es decir, tratar los síntomas en vez de las causas. También se establece que la desconfianza sistemática de la dirección hacia los trabajadores "provoca sanciones, falta de sensibilidad e indiscreción y que trabajadores realmente enfermos sean penalizados".

El informe recomienda que los delegados de prevención debieran esforzarse más por vincular sistemáticamente el absentismo y los riesgos laborales, aunque reconoce que "los delegados no están en muchos casos familiarizados con la política de absentismo de la empresa o con sus derechos como representantes sindicales respecto al tema".

Por otra parte, la máxima autoridad británica en prevención de riesgos laborales, el Health and Safety Executive (HSE), ha realizado una encuesta que desmiente el mito de que los trabajadores del sector público causan más bajas por enfermedad que los del sector privado. Los resultados muestran que el índice de bajas laborales por enfermedad de los funcionarios públicos sólo supera en 0,3 días al año al de los trabajadores del sector privado. La encuesta, basada en 10.000 entrevistas con trabajadores, confirmó que los niveles de absentismo son mayores en las empresas de más de 250 trabajadores, lo que incluye a todas las empresas del sector público. El HSE afirma que la mayoría de los trabajadores del sector privado trabajan en PYMEs, un tipo de empresas que tiende al subregistro del absentismo. e