Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Visto y oido

Dom, 15/01/2006 - 12:19

Dossier: IV Foro ISTAS de Salud Laboral

Visto y oido

pEx

Más de 30 ponentes y 300 asistentes reunidos durante tres días de conferencias, debates y mesas redondas, dan para mucho. A lo largo del IV Foro ISTAS de Salud laboral se oyó de todo. Bastantes opiniones sustanciosas, otras no tanto.

Preocupante, la falta de chispa –siempre con honrosas excepciones – de quienes ostentaban algún cargo de representación institucional. ¿Será que el sillón impone cautela o que lo de 'Sosoman' es una epidemia? Nada que ver con las aportaciones internacionales, en general muy interesantes y arriesgando a fondo o, al menos, hablando claro: 'voy a intentar realizar una evaluación de la Estrategia Europea de salud laboral 2002-2006 sin poner en peligro mi empleo' (Eusebio Rial, de la Agencia Europea para la Salud y Seguridad en el Trabajo).

Los agradecimientos y felicitaciones a ISTAS por la excelente organización fueron algo más que protocolarios: 'Quiero expresar públicamente a ISTAS mi reconocimiento porque con eventos como éste nos reconcilia con el espíritu de la Ilustración, es decir, con la capacidad de pensar por nosotros mismos, y nos ofrece la oportunidad de sacudirnos la pereza y la cobardía intelectual, tan perniciosas para la salud y seguridad' (Pere Boix, Observatorio de Salud Laboral).

A algún ponente lo sacaron literalmente de la cama para dar su conferencia (sufrió una gripe dos días antes del foro y en 48 horas la organización le montó una videoconferencia):'¡hay que ver qué eficacia! han logrado que esté en el Foro sin moverme de Copenhague' (Peer Langa, Profesor de la Universidad Técnica de Dinamarca).

También por videoconferencia, esta vez desde Australia, el Profesor Richard Johnstone realizaba una interesante reflexión sobre la dificultad de controlar el cumplimiento de la normativa en salud y seguridad: 'hay que encontrar un equilibrio entre la persuasión y la disuasión, pero una inspección sin sanciones no reduce la siniestralidad'. Juristas españoles presentes en el foro abundaban en ello y ponían en evidencia los problemas de nuestro sistema jurídico: 'el sistema no muestra eficacia represiva creíble frente a los incumplimientos y eso hace ineficaz a la Ley' (Rafael López-Parada, Magistrado).

La Fiscal Mª Ángeles García, por su parte, calificaba de 'terrorismo laboral' los incumplimientos patronales en materia de salud y seguridad.

Una vez más, hubo que poner sobre el tapete –eso sí, con datos- la lamentable situación de nuestro país en materia de salud laboral: 'un indicador tan relevante como el de las lesiones mortales por accidente de trabajo no ha mostrado ningún cambio de comportamiento en los años posteriores a la entrada en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales; la tendencia es la misma entre los años 1992-2002' (Fernando G. Benavides, de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona). Emilio Castejón, del Centro Nacional de Condiciones de Trabajo, abundaba en la misma conclusión: 'la incidencia de siniestralidad en 2005 va a ser mayor que la de 1983'.

Sin estar en el guión, se habló de los orígenes de la Inspección de Trabajo. Mientras el británico Phil Kemball nos decía que 'en Inglaterra los primeros inspectores de trabajo se crearon en 1833', el Director General de la Inspección del Ministerio de Trabajo, Raimundo Aragón, recordaba que hace 100 años a su primer antecesor en el cargo, el General Marvá, 'lo que le preocupaba en realidad de la salud laboral era el mal estado físico de los trabajadores que los incapacitaba para servir en el ejército y hacer la guerra'.

Y de muchas más cosas se habló, pero tampoco hay que abusar de la cita entrecomillada. En este dossier se recogen otras ideas y opiniones. Quien quiera saber más, tendrá que consultar la web www.istas.ccoo.es. Y si no, haber ido al Foro, que es un ejercicio de lo más higiénico para la mente.

Ya lo saben. No se pierdan el próximo.