Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

¿Sabías que...

Mié, 15/04/1998 - 12:19

Quiosco

En el informe presentado al Ier Congreso Obrero de la Internacional, celebrado en Ginebra en 1866, se propuso a todas las secciones de la Asociación Internacional de Trabajadores la realización de una estadística de las condiciones de las clases obreras en todos los países hecha por los mismos trabajadores.

Tal vez la propuesta se inspiró en la experiencia del trabajo realizado por Friedrich Engels unos años antes publicado en 1845 con el título de «La situación de la clase obrera en Inglaterra».

El Congreso aprobó también un sumario general con el contenido que debía tener la encuesta:
1. Industria, su nombre.
2. Edad y sexo de los obreros.
3. Número de empleados.
4. Salarios y ganancias.
5. Jornada de trabajo.
6. Horas de comida y trato.
7. Descripción del taller y del trabajo.
8. Naturaleza de la ocupación.
9. Efectos del trabajo en la salud.
10. Condición moral. Educación.
11. Descripción de la industria.

Especialmente interesante es la argumentación de la propuesta: «Evidentemente, para obrar con alguna posibilidad de éxito se deben conocer los materiales con que se quiere obrar. Al mismo tiempo, los trabajadores, tomando la iniciativa de una obra tan importante mostrarán que son capaces de tener entre sus manos su destino».