Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

28 de abril, Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo

Lun, 15/04/2013 - 12:20
UGT
Noticias

"Estamos asistiendo a la situación de mayor pérdida de derechos del período democrático", así lo denuncian CCOO y UGT en el manifiesto que han firmado conjuntamente con motivo del 28 de abril: Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo, bajo el lema "Las reformas y los recortes del Gobierno hacen peligrar la salud y seguridad en el trabajo".

Las dos centrales sindicales denuncian que, "tras un año desde la aprobación de la última reforma laboral, no hay ni un solo indicador objetivo que evidencie mejora alguna, ni para los trabajadores y trabajadoras que continúan en situación de desempleo, ni para las familias españolas que, además de ser víctimas de la regulación laboral, lo son también de los recortes en materia sanitaria, educativa, de vivienda, de igualdad, judicial, tributaria, económica".

Los dos sindicatos delatan que "se manifiesta ya de manera descarada, sin tapujos, la connivencia entre Seguridad Social, mutuas y Sanidad, que han apostado por enarbolar la bandera patronal y unirse al discurso que afirma que los trabajadores y trabajadoras son los responsables de la falta de competitividad de las empresas por sus abusos continuos en el acceso a la incapacidad temporal". UGT y CCOO recuerdan que las bajas laborales constituyen un derecho fundamental de las personas para una recuperación efectiva de la salud, y afirman que "trasladar los costes de la enfermedad a las personas trabajadoras es una forma de violencia organizacional inaceptable". Los dos sindicatos critican que ni el Gobierno ni la patronal se están preocupando en absoluto del escandaloso aumento de los accidentes de trabajo declarados sin baja y las enfermedades profesionales igualmente calificadas sin baja, por no hablar ya de la infradeclaración de los mismos: enfermedades no declaradas o accidentes graves declarados como leves.

CCOO y UGT señalan que "temporalidad y precariedad están directamente relacionadas con la siniestralidad laboral, ya que las condiciones de trabajo son un aspecto esencial que incide de forma directa en la producción de daños a la salud de los trabajadores y trabajadoras y en su prevención". Y se preguntan por las intenciones del Gobierno: "En pleno siglo XXI "señalan CCOO y UGT" se pretende retrotraer a los trabajadores y trabajadoras a unas condiciones laborales tan parecidas a la época de la revolución industrial, sin derechos salariales, ni de descanso, ni de jornada, ni de formación, ni a la salud, que cabe preguntarse hasta dónde y hasta cuándo podremos los ciudadanos aguantar la actual situación sociolaboral".

Desde UGT y CCOO se exige "una salida de la crisis más solidaria, equitativa, justa y que garantice una adecuada protección social, con una fiscalidad progresiva y con reformas en los sistemas productivos que apuesten por la calidad y el valor añadido del factor humano". El texto íntegro del manifiesto se puede consultar en la sección de noticias de www.porexperiencia.com

Los daños del trabajo sobre la salud laboral en las estadísticas oficiales

Los datos muestran una reducción tanto del número de accidentes con baja como de los partes comunicados de enfermedades profesionales en todos los niveles de análisis. La reducción es especialmente importante en lo que respecta a las bajas por accidentes de trabajo en jornada de trabajo y, concretamente, cabe destacar la reducción de los accidentes mortales in itínere. En cuanto a las enfermedades profesionales, también se produce una reducción en todos los niveles, si bien es más importante la caída en el colectivo de hombres que en el de mujeres. De todas formas, el volumen de partes comunicados por enfermedad profesional sigue siendo mínimo. En el análisis de estos datos debería tomarse en consideración la caída del volumen de empleo en el año 2012. Los datos de la Encuesta de Población Activa muestran una destrucción de 850.400 empleos, en su mayoría en el sector de la construcción (pierde un 16% del empleo) y en el sector industrial (se pierde un 5,7% del empleo), precisamente los sectores donde el nivel de incidencia en accidentes de trabajo con baja es mayor, atendiendo a los datos oficiales.