Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

La ley necesita apoyarse en iniciativas no legislativas

Dom, 15/01/2006 - 12:19

Dossier: IV Foro ISTAS de Salud Laboral

La ley necesita apoyarse en iniciativas no legislativas. Entrevista a Phil Kemball, inspector de Salud y Seguridad de Reino Unido

J.M.

Ingeniero químico e inspector operativo del Health&Safety Executive (HSE), entidad británica responsable de la salud y seguridad en el trabajo, Phil Kemball ofreció en el IV Foro ISTAS una conferencia descriptiva del proceso de elaboración de la estrategia británica de revitalización de la salud y seguridad, los motivos que la impulsaron, los objetivos y los logros conseguidos. Nos concedió también esta entrevista.

La ley británica de salud y seguridad de 1974 tuvo buenos resultados en la disminución de los accidentes de trabajo durante los primeros años, pero más tarde ha habido una cierta paralización. ¿A que se debe esto?

Es cierto que en los últimos cinco o diez años las estadísticas de accidentes mortales no han descendido mucho y no hay un motivo específico que explique este fenómeno. Consideramos que la ley es excelente y no es nuestra intención cambiarla. Hemos llegado a la conclusión de que la ley necesita apoyarse en nuevas iniciativas no legislativas, de implicación de los agentes sociales, en las que se definan objetivos, prioridades y nuevas estrategias frente a los riesgos más prevalentes.

¿En qué consiste la estrategia adoptada por el gobierno británico para la mejora de la salud y seguridad en el trabajo?

El documento que explica la estrategia está publicado en el sitio web del HSE. En él se señalan los cuatro grandes temas a tratar: cooperación, asesoramiento a trabajadores, concentrar los recursos en los objetivos prioritarios y una comunicación más eficaz. No lo vemos como un cambio de rumbo sino como un desarrollo ulterior de lo que ya estamos haciendo. Seguimos creyendo que la inspección y la sanción tienen un papel importante, pero necesitamos emprender otras acciones. Las sociedades industriales son cada vez más complejas y para seguir mejorando la salud y la seguridad no podemos apoyarnos sólo en lo ya hecho, sino buscar nuevas maneras de trabajar e incorporarlas a los métodos ya existentes. Por ejemplo, en la construcción, la inspección de trabajo juega un importante papel en la mejora de las condiciones, pero debemos trabajar de manera más sofisticada y no sólo hacer que los inspectores vayan de aquí para allá, de una obra a la otra. Puede ser importante hablar con los arquitectos y diseñadores, porque muchos problemas de salud y seguridad pueden eliminarse en la fase de diseño.

¿Qué piensan los sindicatos sobre la estrategia británica?

Algunos sindicatos británicos, aunque no todos, tienen la sospecha de que nuestro interés por hacer cumplir la ley ha decaído. Hemos tratado de convencerles de que no es así. El documento sobre la nueva estrategia expresa claramente que algunos empresarios sólo cumplirán con sus obligaciones si temen ser sancionados, y así lo entendemos nosotros. Esperamos que los resultados demuestren que la estrategia funciona y que los sindicatos la apoyen de una manera más activa. Creemos además que la participación y el compromiso de los sindicatos son vitales para el éxito de esta nueva estrategia.

¿Qué resultados se han obtenido hasta ahora?

En el año 2000 el gobierno británico propuso unos objetivos nacionales para un plazo de 10 años: reducir un 10% la incidencia de accidentes mortales y graves, un 20% la de enfermedades relacionadas con el trabajo y un 30% el impacto en días perdidos por accidentes y enfermedades laborales. Estos eran los tres principales objetivos para el 2010. Pero había un cuarto objetivo: justo a la mitad de ese plazo, se debían haber alcanzado la mitad de las mejoras citadas. Ya tenemos los resultados parciales. En cuanto a la incidencia de enfermedades, probablemente se han cumplido los objetivos. Sin embargo, no se han producido mejoras en accidentes graves y mortales y tampoco en cuanto a las bajas. La conclusión es que se ha avanzado algo pero queda mucho por hacer.