Gobierno de españa - ministerio de trabajo migraciones y seguridad socail

Destapar los riesgos que no percibimos puede salvar vidas

Mar, 15/10/2002 - 12:20
MIGUEL LÁZARA

Destapar los riesgos que no percibimos puede salvar vidas

MIGUEL LÁZARA. Gabinete Higia Salut i Treball. CONC

El juzgado de lo Social nº 19 de Barcelona, en sentencia de 17 de junio de 2002, ha condenado a la empresa Guinovart&Oshsa (Grupo OHL) a pagar una indemnización en concepto de daños y perjuicios a los familiares de los trabajadores fallecidos tras años de exposición al amianto. Todo empezó al organizar una cena.

¿Dónde están los que faltan?

En 1996 Guillermo Jiménez y Diego Torrecillas, delegados de prevención de CC.OO, decidieron organizar una cena de antiguos compañeros con el colectivo de instaladores de tuberías de gas o 'plomistas' de la empresa. Para su sorpresa, al intentar convocarla comprobaron que faltaban muchos. Algunos habían muerto, otros estaban enfermos, de otros simplemente se había perdido la pista. Hicieron averiguaciones y les llamó la atención que casi la mitad sufrían cáncer o habían muerto por esta causa. Lo que más abundaba era el cáncer de pulmón. Recogieron minuciosamente la información y la organizaron de la siguiente forma:

Nº de plomistas Porcentaje Situación en 1996
3 20% Muerte. Cáncer pulmón
4 26’ 7% Enfermos de cáncer
6 40% Sin diagnóstico de la enfermedad
2 13’ 3% No se sabe donde están

Hacía tiempo que la dirección de la empresa había decidido no contratar más plomistas directamente, sino que lo hacía mediante subcontratación. Los delegados plantearon su preocupación a la empresa. Fueron tachados de 'locos' y de que 'buscaban problemas donde no los había'. Nadie les hacía caso. Tenían la sensación de estar solos y de ser unos incomprendidos.

Denuncia e investigación

A pesar de todo, en enero de 1997, interpusieron denuncia ante la Inspección de Trabajo de Barcelona donde fueron acudiendo todos los martes durante dos años, ya que al principio 'pasaban de ellos' . En 1998, la Inspección realizó diversos requerimientos a la empresa que ésta incumplió. Posteriormente, a propuesta de Guillermo y Diego, requirió de nuevo a Guinovart & Oshsa la elaboración de un estudio epidemiológico y la implantación de ciertas medidas preventivas. Dicho estudio fue encargado a un órgano externo, el IMIM (Instituto Municipal de Investigaciones Médicas) de Barcelona.

Las conclusiones del estudio son muy claras; en el colectivo de plomistas de largo empleo, el riesgo de contraer cáncer de pulmón es más de 6 veces el riesgo para la población general masculina de Catalunya. Se establece que el agente más probable asociado a este aumento de riesgo de cáncer es el amianto, que está en interrelación con numerosos agentes químicos cancerígenos (breas, humos de soldadura, disolventes y otros). Con este informe se establece la causa-efecto.

Acciones a largo plazo

Los efectos del estudio han sido dobles: en primer lugar la interposición de la demanda ante la jurisdicción social ha tenido como resultado una sentencia en la que se expresa claramente que no se aplicaba ninguna de las medidas preventivas establecidas legalmente para el trabajo con amianto y productos cancerígenos, que Guinovart & Oshsa no se había inscrito en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto, que este riesgo no estaba recogido en la evaluación de riesgos y que los trabajadores no habían recibido información y formación relacionada con los riesgos, ni se les hacía una vigilancia de la salud específica.

En segundo lugar, la intervención sindical ha propiciado que el Comité de Seguridad y Salud se apropiara del tema y se debatieran las diversas propuestas realizadas por los delegados de prevención de CC.OO con el apoyo técnico del Gabinete Higia de la CONC. Estas propuestas fueron aceptadas por la empresa, destacando como más relevantes los siguientes acuerdos:

  • La prohibición absoluta para todo el personal (tanto propio como subcontratado) de trabajar en ningún caso con fibrocemento (amianto).

  • La elaboración de unos protocolos de vigilancia de la salud específicos para este riesgo.

  • Listado de productos químicos utilizados, con sus fichas técnicas, y con esta información el Comité de Seguridad y Salud decidirá la realización de evaluaciones específicas necesarias.

  • Listado de los puestos de trabajo afectados, definición de los procedimientos de trabajo y productos utilizados en cada puesto, trabajadores expuestos y daños a la salud registrados.

  • Visitas no comunicadas a los puestos de trabajo, por el técnico y un delegado de prevención para comprobar si es correcto el procedimiento de trabajo realizado y los productos empleados.

Una vez más, se demuestra que la actuación constante de los delegados de prevención obtiene resultados claros en la mejora de la salud de los trabajadores/as. Por último, recordar a los imprescindibles, aquellos que luchan toda la vida, como decía Bertold Brecht, a Guillermo y Diego, y a los compañeros fallecidos y enfermos por cáncer de OSHSA.