InicioNoticiasÍndiceRevistero por temasSuscripciónEvaluación   Revista de salud laboral para delegadas y delegados de prevención de CC.OO.
ISTASBuscarBúsqueda avanzadaInformaciónContacto
artículo siguiente
artículo anterior
Sumario nº 51
imprimir
Enviar a un compañero/a
Comentar el artículo
Descargar núm 51 en PDF
porEvidencia

Disruptores endocrinos y cáncer de mama en hombres. Aunque el cáncer de mama en hombres es una enfermedad rara, existen sospechas de que determinadas sustancias químicas ambientales pueden actuar como factores de riesgo. Investigadores franceses han llevado a cabo un estudio multicéntrico sobre 104 casos y 1.901 controles, encontrando una incidencia de cáncer de mama particularmente elevada en mecánicos de vehículos de motor, además de en otros colectivos de trabajadores. La media de exposición de los casos estudiados a compuestos alquilfenólicos era 3,8 veces más elevada que en los controles, lo cual sugiere que estos conocidos disruptores endocrinos que se encuentran en el petróleo, en disolventes orgánicos y en hidrocarburos aromáticos pueden ser un factor de riesgo de cáncer de mama en hombres. El artículo ha sido publicado el pasado mes de agosto en la revista Occupational and Environmental Medicine.

La falta de protección social explica las bajas tasas de absentismo por enfermedad de trabajadores temporales. Un seguimiento realizado a más de 5.000 trabajadores canadienses entre 2000 y 2004 muestra que la contratación temporal está asociada a una menor incidencia de bajas por enfermedad debidas no a un mejor estado de salud sino a factores ligados a la inseguridad en el empleo y a la falta de protección social y que estos factores juegan un papel determinante incluso en caso de enfermedad grave. El estudio se ha publicado el pasado mes de octubre en la revista Work: A Journal of Prevention, Assessment and Rehabilitation.

Alto riesgo de enfermedad mental en el primer año de estar en paro y a partir del tercero. Esta es la conclusión de una investigación realizada sobre más de 5.000 trabajadores ingleses, cuyos resultados han sido publicados en la revista Public Health del pasado mes de noviembre. Los investigadores encuentran un riesgo elevado de alteración de la salud mental de las personas en situación de desempleo, especialmente en hombres, sobre todo en los que están en paro menos de 1 año o más de 3.

El trabajo a turnos y nocturno aumenta el riesgo de accidentes. Así lo han demostrado investigadores canadienses a partir de un seguimiento realizado en el periodo 1996-2006, en el que concluyen que, a pesar del decrecimiento general observado en la incidencia de la siniestralidad laboral, los accidentes no descienden entre los trabajadores a turnos y nocturnos, los cuales siguen presentando, sobre todo en el caso de las mujeres, tasas dos veces por encima de las del resto de la población trabajadora. Calculan los autores de este estudio, publicado en la revista Scandinavian Journal of Work and Environmental Health, que un 14,4% de los accidentes de trabajo en mujeres y un 8,2% de los de los hombres serían atribuibles al trabajo a turnos y nocturno.

Trabajar con plaguicidas puede afectar a la memoria. Estar expuesto a plaguicidas durante más de 20 años puede estar relacionado con la demencia y la pérdida de memoria según un reciente estudio realizado en viticultores franceses y publicado en la revista Occupational and Environmental Medicine. Los investigadores alertan de la posible influencia de esta alteración cognitiva en el riesgo de accidentes de trabajo y también sobre la eventual evolución hacia enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer u otros tipos de demencia.

Cáncer de pulmón por exposición a humos diésel en el trabajo. Según un estudio del Centro Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC), publicado en la revista American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, que recopila los resultados de 11 investigaciones previas, los trabajadores que pasan años expuestos a humos de motores diésel son un 31% más propensos a padecer un cáncer de pulmón que los no expuestos. Entre los colectivos de trabajadores expuestos incluidos en el estudio se encuentran los mineros, los operarios de ferrocarril y los camioneros.

La clase social condiciona la efectividad de los tratamientos antidepresivos. Según publica la revista Psychiatric Services, un mismo tratamiento frente a la depresión es menos efectivo en pacientes trabajadores de clase baja en comparación con individuos de clase media. La explicación de esta diferencia según los investigadores podría deberse a que las terapias antidepresivas no prestan suficiente atención a los factores de estrés derivados de las condiciones de vida y de trabajo.

Violencia en el trabajo y lesiones osteomusculares. Investigadores de EEUU y Finlandia, tras hacer un seguimiento de casi un millar de personas que trabajan en asistencia domiciliaria de salud, han llegado a la conclusión de que quienes sufren más episodios de violencia en su trabajo tienen un mayor riesgo de padecer lesiones osteomusculares con una relación dosis-respuesta demostrable. Según los resultados de un estudio publicado en la revista Occupational and Environmental Medicine, un 40% de quienes no habían sufrido episodios de violencia en los 3 meses anteriores refe - rían dolor de espalda, frente a un 70% de quienes relataban 3 o 4 episodios de violencia.

Imprimir imprimir
Enviar a un compañero/a enviar a un compañero/a
Comentar el artículo comentar el artículo
Portada51POREVIDENCIA
artículo siguiente artículo siguiente
artículo anterior artículo anterior
Sumario sumario